Procuraduría confirmó destitución del alcalde de Riohacha

El Ministerio Público confirmó la destitución de primera instancia y también inhabilitó al mandatario local por 12 años para ejercer cargos públicos por irregularidades en la contratación del PAE.

El alcalde Fabio David Velásquez Rivadeneira ya había sido destituido en diciembre de 2017.Cortesía Procuraduría.

Fabio David Velásquez Rivadeneira, actual alcalde de Riohacha (Guajira) quedó destituido de su cargo e inhabilitado por 12 años para ejercer cargos públicos. La decisión fue confirmada este miércoles 25 de abril por la Procuraduría, luego de que emitiera esta decisión en primera instancia el pasado 20 de diciembre. Para el Ministerio Público el mandatario violó los principios de transparencia y el deber de selección objetiva al suscribir de manera irregular el convenio del Plan de Alimentación Escolar (PAE), suscrito con la Asociación Social del Caribe (Asocar) que tuvo un valor superior a los $5.700 millones.

(En contexto: Capturan al alcalde de Riohacha, Fabio Velásquez por caso de corrupción)

El convenio tenía por objeto "el apoyo al Programa de Alimentación Escolar para niños, niñas, adolescentes y jóvenes matriculados en el Simat, vigencia 2016, jornada única y establecimientos focalizados en las zonas urbana, rural e indígena del Distrito de Riohacha, La Guajira”. De acuerdo con Procuraduría Segunda Delegada para la Contratación Estatal, el Convenio de Asociación No 02 de 2016 corresponde realmente a un contrato de suministros.

“En la misma decisión el órgano de control confirmó la destitución e inhabilidad por diez años impuesta a la Secretaria de Educación de Riohacha para la fecha de los hechos, Dilcey Yensith Acosta Novelys. La Procuraduría calificó la conducta cometida por los sancionados como una falta gravísima”, aseguró la Procuraduría a través de un comunicado.

(Más información: Alcalde de Riohacha se declaró inocente en caso de corrupción)

Fabio Velásquez fue capturado en enero de 2017 en el marco de las investigaciones que se adelantaban por las irregularidades en la celebración de los contratos de alimentación escolar en el departamento. En su momento también fueron detenidos otros ocho funcionarios. El alcalde y la Secretaria de Educación municipal, Dilcey Acosta se declararon inocentes de los delitos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales, falsedad ideológico en documento público y peculado por apropiación imputados por la Fiscalía General.