Procuraduría consideró ilegal interceptación de conversaciones entre Piedad Zuccardi y su defensa

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia reprogramó para el próximo 8 de marzo la audiencia preparatoria.

La defensa de la exsenadora Piedad Zuccardi le solicitó a la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia que permita que su cliente se defienda en libertad, levantando la medida de aseguramiento que existe desde tres años en contra en el marco del proceso que se le adelanta por su presuntos vínculos con grupos paramilitares en el departamento del Bolívar.

En la petición se manifiesta que la medida privativa de la libertad no es necesaria puesto que la excongresista del Partido de La U no representa un peligro para la sociedad o puede afectar estando en libertad el curso del proceso penal. “Le ha dado la cara a la justicia atendiendo todos los requerimientos y ha manifestado su compromiso para seguir compareciendo”.

El abogado de la exsenadora, quien se encuentra privada de su libertad en el Centro de Estudios Superiores de la Policía (Cespo), aseguró que ya se superaron los tiempos razonables de detención preventiva hecho por el cual se hace necesario que se le otorgue la libertad provisional.

En la audiencia celebrada el pasado martes, la Procuraduría General consideró que las pruebas obtenidas en este juicio mediante la interceptación de las comunicaciones telefónicas que sostuvo Zuccardi y su abogado no deben ser tenidas en cuenta por parte de la Corte Suprema de Justicia en el juicio.

“La inclusión en un proceso penal de las llamadas abogado-cliente termina siendo una intromisión ilegal en el ejercicio del derecho de defensa, por ello esta Procuraduría reitera a la Corte la necesidad de dejar incólume esta garantía fundamental de la procesada y excluir la totalidad de las llamadas entre la procesada y su equipo de defensa”, señaló la delegada del Ministerio Público.

Frente a esta petición el abogado espera que en la audiencia preparatoria que se adelantará el 8 de marzo la Sala rechace estas pruebas. Igualmente aseguró que en el escrito de acusación presentado las mismas interceptaciones fueron sacadas de contexto por lo que solicitó que se revise la transcripción completa que fue presentada.

La excongresista es investigada por el llamada escándalo de la “parapolítica” por presuntamente reunirse con comandantes paramilitares y firmar un pacto de apoyo para su candidatura al Senado de la República.

últimas noticias