Procuraduría formuló pliego de cargos a Norman Julio Muñoz

El exsuperintendente de salud habría incumplido los requisitos para la autorización del funcionamiento o habilitación de la EPS Medimás a pesar de la existencia de incumplimientos en los servicios de salud.

El exsuperintendente de Salud Norman Julio Muñoz.archivo Particular

La Procuraduría  formuló pliego de cargos al exsuperintendente nacional de salud, Norman Julio Muñoz Muñoz, por permitir y autorizar el inicio de operaciones a Medimás EPS sin que contara con una red que prestadores de servicio en el país.

“Incumplió los deberes propios del cargo que permitió que la EPS Medimas iniciará operaciones el 1 de agosto de 2017, sin que la referida entidad tuviera la organización administrativa, la capacidad técnica y científica suficiente para cumplir con sus obligaciones, toda vez que al parecer no contaba con una red de prestadores de servicios contratada que garantizara cobertura a nivel nacional conforme a los niveles de complejidad, mínimos necesarios para atender integralmente las necesidades de salud de la población afiliada”, señala en su decisión Gloria Yanet Quintero, procuradora delegada para la contratación estatal.

Asimismo, la Procuraduría le cuestiona no haber iniciado procedimientos en contra de la EPS por las reiteradas denuncias de incumplimiento, “no ordenar las actuaciones administrativas que correspondieran contra la EPS Medimas, como su intervención forzosa administrativa, toma de posesión, o la revocatoria o suspensión del certificado de autorización o de habilitación de funcionamiento a pesar de los incumplimientos y deficiencias en la prestación del servicio de salud”.

En este proceso, la Procuraduría pudo establecer que a la Superintendencia de Salud llegaron más de 15.000 quejas por parte de la empresa promotora de salud Medimás S.A.S., sin que se hubieran tomado acciones. “La EPS debería tener la capacidad, técnica que le permitiera prestar los servicios de salud de manera permanente, oportuna, eficaz y con calidad, a sus usuarios”, reclama el Ministerio Público. (Le puede interesar: Renunció el superintendente de Salud Julio Norman Muñoz).

Para elevar este pliego de cargos, el Ministerio Público cuenta con más de 30 pruebas que dejan en evidencia las fallas por parte del exsuperintendente, entre las que figuran: documentos que prueban que Medimas no había contratado a las empresas sociales del Estado y los Hospitales Públicos, para la atención de la población afilada en los regímenes contributivo y subsidiado; También se evidencia que la EPS no tenía no tenía completa la red integral de prestación de servicios médicos al reportarse un mínimo porcentaje de contratos cedidos o firmados con la red pública, pues que de 900 empresas solo lograron firman con 105 empresas. “Con estos actos administrativos se evidencia que Medimas no tuvo que realizar el procedimiento para lograr la habilitación ante la Superintendencia de Salud”. (Lea también: Procuraduría suspende por tres meses al superintendente de Salud, Norman Julio Muñoz)

Muñoz había sido suspendido provisionalmente por la Procuraduría durante tres meses, en octubre del 2017, y el pasado primero de febrero presentó su carta de renuncia al presidente Juan Manuel Santos, “es importante señalar que durante mi permanencia en el cargo se resolvieron algunos de los problemas más complejos del sistema de salud con la rigurosidad técnica requerida y trabajamos arduamente para darle transparencia a cada una de las actuaciones”, afirmó en su renuncia Muñoz, quien había manejado el cargo durante más de tres años.