Procuraduría llamó a juicio disciplinario a exinspector de la Policía, Carlos Ramiro Mena

Noticias destacadas de Judicial

El mayor general (r) Carlos Ramiro Mena, quien fue inspector general de la Policía, enfrentará un juicio disciplinario en la Procuraduría por el cargo de omisión en sus deberes. Según el Ministerio Público, Mena tomó control de un proceso que no era de su competencia.

El mayor general (r) Carlos Ramiro Mena, inspector general de la Policía Nacional entre 2015 y 2018, ya conoce el cargo por el cual la Procuraduría lo investiga en un juicio disciplinario: omisión en sus deberes. De acuerdo con el Ministerio Público, Mena juzgó a un intendente de la fuerza pública, cuando el mismo órgano de control había tomado el poder del expediente.

“El Ministerio Público le reprochó al investigado que en audiencia del 13 de junio de 2017 dictara un fallo condenatorio de primera instancia dentro del proceso GRUTE-2017-1, seguido a un intendente de la institución, cuando al parecer tenía conocimiento de que la PGN había ejercido el poder preferente en este caso”, aseguró la Procuraduría en el documento.

El órgano de control asegura que el exinspector Carlos Ramiro Mena se habría apartado del cumplimiento de sus deberes, dado que presuntamente no verificó un oficio entregado por la defensa del intendente procesado. La comunicación venía del despacho del Viceprocurador General, del 8 de junio de 2017, en el cual se explicaba que el Ministerio Público se hacía cargo del expediente.

Lea también: Policía no sabía que general (r) iba a condecorar a líder del movimiento de la cienciología.

“Para el ente de control, el inspector general (Carlos Ramiro Mena) habría podido comprometer su responsabilidad disciplinaria, afectar el debido proceso y probablemente vulnerar el derecho a la defensa y los principios de imparcialidad y proporcionalidad”, concluyó la Procuraduría. De acuerdo con su determinación, la falta del exinspector de la Policía es calificada como dolosa, es decir, que la haría cometido con pleno conocimiento y voluntad.

El exinspector Carlos Ramiro Mena ya sabe lo que es enfrentar un proceso en la justicia. En agosto de 2017, el general retirado se presentó ante un juez de control de garantías de Cartagena, en el marco de una investigación que se le adelanta por los delitos falso testimonio, fraude procesal y tráfico de influencias. Mena habría presionado al entonces teniente Ricardo Salinas Taleno para que se retractara de unas afirmaciones ante la Procuraduría por maltrato laboral en 2010.

En los primeros testimonios de Salinas se explicaba que el entonces coronel Mena era “humillante” con un subteniente en eventos públicos. “Generaba escarnio público, ridiculizando al oficial y no daba tiempo para que hablara”, aseguró ante la Procuraduría. Sin embargo, dos meses después, Salinas cambió completamente su versión, por lo que el Ministerio Público archivó la investigación, pero compulsó copias al policía por presunta falsedad en testimonio.

Cuando el suboficial Salinas fue destituido e inhabilitado por 10 años, en fallo de primera instancia, aseguró a través de recurso de apelación que fue presionado por el coronel (r) Carlos Ramiro Mena para que cambiase su declaración. “Mida sus palabras”, le habría dicho Mena, a quien hoy la Procuraduría le decretó pliego de cargos por omisión en sus deberes. Por su parte, el fallo de Salinas fue revocado y el mismo uniformado fue ascendido a capitán.

Comparte en redes: