Procuraduría inhabilitó por 15 años a Luis Fernando Almario por 'parapolítica'

El excongresista habría buscado apoyo político y electoral para los comicios de 2002.

La Procuraduría General destituyó e inhabilitó con 15 años para ejercer cargos públicos al excongresista Luis Fernando Almario por haber buscado pactos electorales, políticos y financieros con el Bloque Central Bolívar de las AUC.

Según la decisión del Ministerio Público, existen pruebas y testimonios que indican que el exrepresentante a la Cámara por el Caquetá buscó apoyó por parte de una fracción de dicho grupo armado ilegal para lograr una curul en el Congreso de la República para el periodo electoral 2002 – 2006.

Para la Procuraduría Almario pactó una alianza con el frente Héroes de los Andaquíes del Bloque Central Bolívar de las Autodefensas, para lo cual sostuvo diversas reuniones con el paramilitar conocido con el alias de ‘Paquita’. (Ver Por 'parapolítica' y 'farcpolítica', pliego de cargos a Luis Fernando Almario)

El pasado 5 de julio, Almario fue capturado por agentes del CTI de la Fiscalía General para que respondiera indagatoria en un proceson que se le adelanta por sus presuntos nexos con paramilitares, sin embargo durante la diligencia judicial el excongresista tuvo que ser trasladado de urgencias a un centro médico al presentar serios problemas de salud. (Ver Capturado excongresista Luis Fernando Almario por parapolítica)

Vale recordar que El exrepresentante a la Cámara por Caquetá había sido capturado el 25 de febrero de 2008 por orden de la Corte Suprema de Justicia, pero recuperó su libertad el 20 de mayo de 2009, por orden de un juez Penal Especializado de Bogotá.

Almario, en su momento, renunció al fuero parlamentario para evitar que fuera la Corte la encargada de la investigación en su contra, al tiempo que el operador jurídico que ordenó la salida de prisión del dirigente decidió devolver el caso a la etapa de instrucción, es decir, la fase preliminar de la indagación, que se surtiría en Fiscalía.

Lucas Medina Trujillo, que había sido detenido por narcotráfico, denunció que fue el político quien convenció a integrantes de la columna móvil Teófilo Forero de las Farc de que eran los Turbay Cote los responsables de llevar al paramilitarismo a instaurar su dominio sobre la región llanera.

Supuestamente, el indiciado le entregó un sobre con dinero para que se lo entregara al jefe de las milicias móviles de esa organización, alias ‘El Paisa’, para evitar que los insurgentes tomaran represalias en su contra. Medina Trujillo dijo haberse reunido con el jefe guerrillero para mediar en la liberación de unos secuestrados.