Procuraduría inhabilitó por 20 años a excongresista Alfonso Riaño Castillo por parapolítica

El exrepresentante a la Cámara fue sancionado disciplinariamente por sus haber buscado beneficios políticos y electorales con los ‘paras’.

En fallo de única instancia, la Procuraduría General destituyó e inhabilitó por un plazo de 20 años para ejercer cargos públicos al excongresista santandereano Alfonso Riaño Castillo por sus nexos con grupos paramilitares durante el periodo constitucional entre 2006 a 2010.

Según la decisión del Ministerio Público el exrepresentante a la Cámara obtuvo apoyo político y electoral por parte de grupos paramilitares con el fin de obtener una curul en el Congreso de la República para la representación del departamento de Santander.

“Está demostrado que el señor Alfonso Riaño Castillo y varios líderes paramilitares que integraban el Bloque Magdalena Medio sostuvieron una relación personal motivada en los intereses particulares que cada uno de ellos perseguía, lo que se sustenta en los diversos encuentros y reuniones en los que participaron, así como la época y el contexto dentro de los que esas reuniones tuvieron lugar”, precisa uno de los apartes de la decisión emitida por el Ministerio Público.

El testimonio clave en este proceso fue el de un exconcejal del municipio de Carmen de Chucurí, Santander, quien declaró haber conocido de primera mano sobre las reuniones que sostuvo el excongresita con el entonces comandante paramilitar ‘Ernesto Báez’ con el fin de lograr su apoyo en la candidatura.

“El disciplinado desplegó esa conducta conociendo plenamente el carácter ilícito de su comportamiento. Recibió favorecimientos económicos y electorales de una organización que delinque, cuyos cabecillas se encuentran recluidos por ese mismo motivo y sometidos a un proceso de negociación, comprometiéndose en contraprestación sus pretensiones, para lo que debía valerse de su investidura de congresista”, indica.