Procuraduría investigará participación de funcionarios públicos en desmanes en protesta antitaurina

El Ministerio Público busca establecer si se presentó una extralimitación y/o abuso de la fuerza.

Con el regreso de los toros a Bogotá también regresaron los choques entre taurinos y antitaurinos. / Cristian Garavito

La Procuraduría General iniciará una investigación para establecer la participación de funcionarios públicos en los desmanes que se presentaron en la protesta antitaurina registrada el pasado domingo en cercanías a la plaza de toros de La Santamaría en el centro de Bogotá.

Esto tras las denuncias y quejas presentadas en diferentes medios y las redes sociales sobre una extralimitación de los funcionarios que tenían como tarea vigilar y controlar a los manifestantes que rechazaban el regreso de la “fiesta brava” a la capital de la República.

Igualmente se quiere establecer si existió una promoción por parte de otros funcionarios para atacar a los agentes de la Fuerza Pública que se encontraban en la zona y a los espectadores que querían ingresar a las corridas de toros. (Ver "Lamentable que un exalcalde promueva la violencia”: Peñalosa)

El procurador General, Fernando Carrillo calificó como “inaceptables” los disturbios que se presentaron en la manifestación que se tornaba pacífica. Considera que pese a que se debe respetar el derecho a la protesta las acciones violentas deben ser sancionadas.

En los últimos días se han presentado varias quejas sobre la participación de estos funcionarios que habrían alentado a un grupo de manifestantes a utilizar las vías de hecho con el fin de hacer sentir su voz de protesta. (Ver Dos capturados y 11 heridos, balance de desmanes a las afueras de plaza de toros en Bogotá)

En las acciones resultaron heridas 34 personas, entre las que se encuentran cinco policías y una funcionaria de la Personería del Distrito. Por estos mismos hechos el fiscal General, Néstor Humberto Martínez hizo un llamado para que los afectados denuncien ante las autoridades.

Estas personas podrían ser investigadas por los delitos de violencia contra servidor público, lesiones personales y daños en bien ajeno. La Policía Nacional ya identificó a los manifestantes que alteraron la protesta convocada por organizaciones defensoras de los derechos de los animales.