Procuraduría pide avalar demanda de pérdida de investidura contra Efraín Torres

El representante a la Cámara de Bogotá fue señalado de haber ordenado la compra de 91 tiquetes aéreos a Barranquilla de manera injustificada.

La Procuraduría General le solicitó a la Sala Plena del Consejo de Estado que acepte la demanda de pérdida de investidura presentada contra el representante a la Cámara por Bogotá Efraín Torres, al considerar que es cuestionable que haya ordenado el gasto de recursos públicos para su beneficio personal.

El representante del Ministerio Público calificó esta falta como gravísima ya que gastó una alta suma de dinero para comprar tiquetes aéreos con destino a Barranquilla, su tierra natal. Aseguró que este beneficio no cobija a los representantes a la Cámara por Bogotá, Boyacá y Cundinamarca.

Igualmente solicitó que se compulsen copias para adelantar una investigación disciplinaria por las presuntas irregularidades en las que habrían incurrido los servidores públicos que intervinieron en la asignación de tiquetes aéreos para el representante a la Cámara, cuya defensa pidió desestimar la demanda.

Para las demandantes el congresista no tenía derecho a utilizar los beneficios que se le otorgan a los representantes que no viven en la capital de la República, puesto que ellos tienen que viajar a sus regiones y luego regresar a Bogotá para participar en las sesiones legislativas.

En la acción judicial se manifiesta que el representante habría comprado más de 90 tiquetes para viajar a Barranquilla en repetidas oportunidades. En la misma se argumenta que estos viajes no tenían justificación alguna por parte del congresista. Además se presentan otros viajes a diferentes destinos de Colombia.

Para la demandante el representante a la Cámara habría incurrido en una falta puesto que en un corto periodo de tiempo viajó en 31 oportunidades a Barranquilla y no se conoce hasta el momento la justificación para estos desplazamientos. Los hechos demandados se presentaron entre el 13 de agosto de 2010 y el 27 de junio de 2014.

“Durante esa época el congresista adquirió 91 tiquetes aéreos, de los cuales 61 no cuentan ninguna autorización, es decir, de los 31 tiquetes hay 10 que fueron autorizados perfectamente, pero de los 81 restantes no existe ninguna autorización para esos desplazamientos a esas ciudades diferentes a Bogotá”, advierte la demanda.

Se advierte que también habría viajado a la capital del Atlántico a ver un partido de la Selección Colombia por las eliminatorias al Mundial de Fútbol, es decir utilizó los recursos para su placer y entretenimiento.