Procuraduría pide juicio penal y político para el magistrado Gustavo Malo

El organismo disciplinario considera que hay evidencias suficientes para que este integrante de la Corte Suprema llegue al banquillo de los acusados, a raíz del escándalo del llamado cartel de la toga.

Gustavo Malo llegó a la Corte Suprema de Justicia en 2012. Foto: Revista Semana

La Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes está pronta a tomar decisiones con respecto al caso del magistrado Gustavo Malo, quien fue señalado por el exfiscal Luis Gustavo Moreno de haber hecho parte de la "organización criminal" -como llama la Fiscalía al cartel de la toga-. Por eso, la Procuraduría acaba de pronunciarse al respecto, pidiendo que sea llamado a juicio. “Hay pruebas que lo vinculan con los delitos de concierto para delinquir, cohecho propio, prevaricato por acción y por omisión y utilización de asunto sometido a secreto o reserva”, señaló el organismo disciplinario.

“Está probada la existencia de una organización criminal dedicada a manipular algunas actuaciones adelantadas en la Sala Penal, previo el pago de altísimas sumas por parte de los beneficiados”, resaltó la Procuraduría, la cual aseguró que Malo debe ir a juicio tanto penal como político porque, con las actuaciones de las que ha sido señalado, “afectó de manera grave la seguridad pública, la administración pública y la recta impartición de justicia”.

Malo, según ha declarado Luis Gustavo Moreno, era una ficha clave en el cartel de la toga e ingresó a él por su gran amigo, Francisco Ricaurte, quien justamente acaba de ser llamado a juicio por su supuesta injerencia en procesos penales como los de Musa Besaile a cambio de grandes sumas de dinero. Besaile, congresista del Partido de la U, aceptó haber entregado $2.000 millones a cambio de no ser detenido por parapolítica, expediente que estaba en el despacho de Malo. Él, por este escándalo, renunció a continuar con ese proceso, y Besaile, por su parte, se entregó en octubre y desde entonces está detenido.

Gustavo Malo, por su parte, se ha defendido de las acusaciones y ha aseverado que nada tuvo que ver con la supuesta red de corrupción que se tejió en la Corte Suprema, y que como él han negado Francisco Ricaurte y el también exmagistrado José Leonidas Bustos. Luis Gustavo Moreno, su principal delator, ya aceptó cargos ante la Corte Suprema; Ricaurte está detenido en la Picota desde septiembre pasado y con Bustos, la Comisión de Acusación se apresta a tomar decisiones también.  Para la Procuraduría, no hay duda de que Malo debe ir a juicio y perder su investidura.

(Le puede interesar: El “proyecto político” al que apuntaban José Leonidas Bustos y Francisco Ricaurte)