Envió las actuaciones a la Fiscalía y a Contraloría

Procuraduría pide suspender construcción de una carretera en Páramo de Pisba

El Ministerio Público le pidió a Corpoboyacá y Corporinoquia iniciar un proceso sancionatorio contra el departamento de Boyacá y la Alcaldía de Socotá, por el impacto ecológico que tendría la obra en cuestión.

Páramo de Pisba. Daniel Rincón Puerta - Parques Nacionales (PNN).

Este jueves, la Procuraduría solicitó a las autoridades ambientales del departamento de Boyacá, y de la Región de la Orinoquía, que ordenen la suspensión de una carretera que se construye en el Páramo de Pisba. (Le podría interesar: Páramo de Pisba, en Boyacá, el primero del país en ser declarado sujeto de derechos)

El Ministerio Público detalló, a través de un comunicado, que pidió a Corpoboyacá y Corporinoquia que inicien un “proceso sancionatorio contra el departamento de Boyacá y la Alcaldía de Socotá”, por el impacto ecológico que tendría la obra en cuestión.

De igual forma, el organismo de control solicitó a esas dos entidades, con carácter urgente, que en máximo cinco días le entreguen un informe sobre su visita a la zona en el que incluyan reportes técnicos y jurídicos. (Lea también: Minambiente y Minminas chocan por delimitación del páramo de Pisba)

"El Ministerio Público también pidió dar traslado de sus actuaciones a la Fiscalía y a la Contraloría para que evalúen si en la construcción de la carretera se pudieron haber cometido infracciones al Código Penal", agregó la información. 

Con el proceso, la Procuraduría pretende conocer además si se presentó detrimento patrimonial al municipio de Socotá, al departamento de Boyacá o a la Nación. Las solicitudes de la Procuraduría hacen parte de un proceso preventivo y de control de gestión para delimitar la totalidad del Páramo de Pisba. (En contexto: Dos páramos quedaron delimitados en el Pacífico colombiano)

En agosto de este año, el páramo de Pisba fue declarado sujeto de derechos en agosto de este año a raíz de una acción de tutela que interpusieron los habitantes de los municipios ubicados dentro de este ecosistema. Esto, porque el Tribunal Administrativo de Boyacá le ordenó al Ministerio de Ambiente defender esta área de 45.000 hectáreas de riqueza natural.