Procuraduría pide tumbar norma que limita entrega de becas en Colombia

Se solicitó dejar inexequible la expresión que establece que solamente le pueden ser entregadas a personas nacidas en Colombia.

La Procuraduría General le solicitó a la Corte Constitucional que se declare inexequible el artículo 4 de la ley 1678 de 2013 que establece que las becas estudiantiles solamente le pueden ser entregadas a personas nacidas en Colombia, restringiendo de estos beneficios a los extranjeros.

El Ministerio Público solicita que se retire la expresión “colombianos de nacimiento” como uno de los requerimientos exigidos a la hora de entregar estas becas puesto que su concepto se está restringiendo a los ciudadanos que han nacido fuera del país.

En este sentido se señal que se va en contravía de la igualdad de oportunidades que tienen los colombianos que han sido “adoptados por nuestro país” como lo establece la ley 43 de 1993. En la misma se establece el procedimiento para obtener la Carta de Naturaleza.

En el concepto radicado se establece que existe jurisprudencia que indica que se es colombiano por nacimiento o por adopción, por lo que argumenta que no hay diferencia entre ambos grupos en lo que se refiere al ejercicio de derechos civiles, económicos y sociales.

Recuerda que el artículo 67 de la Constitución Política establece que la educación es un derecho y un servicio público, y en sus artículos 70 y 71 establece que el acceso a la cultura en igualdad de condiciones a través de la enseñanza es un fin social del Estado.

Además, la Procuraduría recordó que el derecho a la educación ha sido reconocido en varios tratados internacionales ratificados por Colombia y es por esta razón que el Estado tiene la obligación de promover y fomentar la enseñanza, en igualdad de condiciones, a todos los ciudadanos.

En el concepto se señaló que la misma Corte ha indicado que todas las personas son iguales ante la ley y merecen el mismo trato y garantías, sin importar su sexo, raza, origen, lengua, opinión política o filosófica, lo cual se infringe con la citada expresión por cuanto discrimina a los colombianos por adopción.