Procuraduría pidió fallo absolutorio para madre y exabogada de Carlos Cárdenas

El Ministerio Público consideró que no existen pruebas que permitan inferir que intentaron obstruir la investigación que se adelantaba por la muerte de Luis Andrés Colmenares.

El representante de la Procuraduría Genera le solicitó a una jueza de conocimiento que emita fallo absolutorio a favor de María del Pilar Gómez y Aidé Acevedo, madre y abogada respectivamente de Carlos Cárdenas, en el marco del proceso que se les adelantó por intentar obstruir la investigación que adelantaba la Fiscalía 11 de Vida por los extraños hechos que rodearon la muerte de Luis Andrés Colmenares.

El delegado del Ministerio Público manifestó que en el juicio no se presentaron elementos materiales de prueba que permitieran inferir que las dos procesadas hubieran incurrido en una conducta dirigida a cambiar al fiscal Antonio Luis González con el fin de cerrar la investigación que se adelantaba contra Cárdenas Gómez por su presunta participación en la supuesta golpiza que recibió Colmenares Escobar en inmediaciones del parque El Virrey el 31 de octubre de 2010.

En este punto aseguraron que no se puede inferir la participación de las acusadas en el cargo de favorecimiento en homicidio ya que este punto es uno de los puntos principales de la investigación que se adelanta contra las estudiantes Laura Moreno y Jessy Quintero por lo que si se emite un fallo con dentario por este delito se estaría presentando una contradicción si en los otros procesos penales se comprueba que no se presentó tal.

En sus respectivas intervenciones los abogados de las procesadas coincidieron en cuestionar la actitud del fiscal González citando una serie de quejas presentadas por la Procuraduría General y la denuncia presentada por su investigador de apoyo en el que se afirmaban se presionaron testigos, se buscaron pruebas falsas y se incurrieron en irregularidades en la evaluación de pruebas para acusar a un grupo de personas por estos hechos.

Para los juristas el fiscal les tendió una trampa a los investigados quienes fueron señalados de participar en un homicidio. Ante esto le pidieron a la jueza que emita un fallo absolutorio a favor de sus defendidas ya que no se les comprobó ninguna conducta antijurídica. “Todas las pruebas de la Fiscalía la hemos utilizado a nuestro favor y las refutamos”.

Para los defensores, el fiscal González incurrió en graves irregularidades durante la investigación, ya que incluso ilusionó a los padres del joven muerto en extrañas circunstancias con una “falsa idea de justicia”. Sin embargo, el representante de víctimas aseguró que las dos procesadas sí intentaron obstruir la investigación recomendándoles a los investigados que no asistieran a las citaciones de la Fiscalía.

Las dos procesadas son investigadas por su presunta participación en los delitos de fraude procesal y favorecimiento en homicidio. Por este proceso fueron capturadas a mediados de 2012, sin embargo una juez se absutvo de cobijarlas con medida de aseguramiento.