Procuraduría presentó concepto ante la Corte frente a la medida de aseguramiento

Para el Ministerio Público decretar la medida de aseguramiento si resulta probable que el imputado no cumplirá la sentencia, no vulnera el debido proceso ni la presunción de inocencia.

Ante la Corte Constitucional, la Procuraduría General presentó un concepto en el que se indica que el alto tribunal se debe declarar inhibido para estudiar la demanda presentada en contra del artículo 308 del Código de Procedimiento Penal que hace referencia a la medida de aseguramiento.

Para el Ministerio Público, la acción jurídica no se fundamenta en razones ciertas, específicas y pertinentes hecho por el cual no puede tomarse una decisión de fondo sobre este tema.

Sin embargo, el órgano de control disciplinario consideró que la expresión: “Que resulte probable que el imputado (…) no cumplirá la sentencia” no vulnera el debido proceso ni la presunción de inocencia.

Para esto, citó una serie de sentencias que indican que “las medidas cautelares buscan garantizar la presencia del imputado en el proceso así como asegurar la conservación de la prueba, mantener el estado de cosas como al inicio del trámite y proteger a las víctimas y a la comunidad (…) Las medidas de aseguramiento no equivalen a la sentencia condenatoria, ni pueden ser confundidas con las penas que mediante tal providencia se imponen”.

El concepto señala que el hecho de que el artículo 29 de la Constitución establezca que “toda persona se presume inocente mientras no se le haya declarado judicialmente culpable”, no implica una prohibición al Legislador para definir que cuando las autoridades competentes (primero la Fiscalía General de la Nación y posteriormente el juez de control de garantías) establezcan los requisitos previstos en las normas vigentes, se decrete una medida de aseguramiento.