Procuraduría prorrogó suspensión de Saúl Cruz, subsecretario del Senado

El Ministerio Público lo investiga por haber asegurado en el Senado que un camarografo de un medio de comunicación lo había agredido en los pasillos del Capitolio.

Cruz también fue sancionado por la presidencia del Senado.Tomada video Noticias Uno

La Procuraduría prorrogó por otros tres meses la suspensión provisional del subsecretario del Senado, Saúl Cruz, a quien, además, citó a audiencia para que responda por presuntamente violar el principio de buena fe que impone a los servidores públicos el deber de decir siempre la verdad.

El Ministerio Público investiga, además, la conducta de Cruz Bonilla, quien el pasado primero de junio aseguró en la plenaria del Senado que había sido agredido por un camarógrafo de Noticias Uno, expresión que no correspondería a la realidad de los hechos, teniendo en cuenta los registros de las cámaras de seguridad del Congreso demostraron que los hechos no habrían ocurrido como los relató Cruz.

El organismo de control reprocha el proceder del funcionario, quien, al parecer, transgredió el principio de moralidad previsto en la Constitución Política y calificó, provisionalmente, la presunta falta del Cruz Bonilla como grave a título de dolo. La audiencia fue programada para el próximo 11 de septiembre a partir de las 9:00 a. m., en la sala de audiencias de la Procuraduría en Bogotá.

El 5 de junio, un día después de que Noticias Uno revelrara los vídeos en los que Cruz habría fingido la agresión, la presidencia del Senado decidió abrirle una investigación de oficio al subsecretario con respecto a los hechos ocurridos con el camarografo del medio periodístico. Semanas después esa dependencia del Senado decidió sancionarlo 3 meses sin derecho a remuneración. 

La falta disciplinaria por la cual se le sancionó a Cruz fue “proferir en acto oficial o en público expresiones injuriosas o calumniosas contra cualquier servidor público o contra las personas que intervienen en los mismos”, según reza el artículo 35 de la ley 734 de 2002.