La senadora Claudia López explica en El Espectador los siete mandatos de la consulta y qué se necesita para que sea de cumplimiento obligatorio para el Estado.

hace 1 mes

Procuraduría ratificó suspensión contra exalcalde de Cali

Jorge Iván Ospina fue sancionado por no argumentar su ausencia en un concejo obligatorio.

En fallo de segunda instancia, la Procuraduría General de la Nación confirmó la sanción impuesta en contra del ahora exalcalde de Cali, Jorge Iván Ospina Gómez con suspensión e inhabilidad por seis meses para ejercer cargos públicos.

El exmandatario vallecuacano fue suspendido por haber convocado a sesión al Consejo Municipal de Política Social (COMPOS), obligatorio para los mandatarios locales y departamentales, y al cual no asistió para presidirlo como era su obligación legal.

El Ministerio Público basó su decisión en el hecho de que el 16 de octubre de 2008 el Alcalde instaló la sesión del Concejo pero se retiró de la misma aduciendo otros compromisos en su agenda; posteriormente no asistió a las sesiones realizadas el 30 de octubre de 2008, el 13 de noviembre del mismo año y el 10 de septiembre de 2009, con lo cual desconoció lo previsto por el Código de la Infancia y la Adolescencia, que establece para los alcaldes la obligación de presidir este Concejo.

Según la decisión del Ministerio Público, es evidente que el comportamiento omisivo desplegado por Ospina Gómez "fue contrario al ordenamiento jurídico y vulneró flagrantemente la ley disciplinaria", lo que conllevó al desconocimiento de uno de sus deberes funcionales, ya que obró de tal manera que atentó contra el funcionamiento del Estado y la consecución de sus fines.

En el fallo se menciona además que los Concejos debe ser presididos por “el jefe de la administración, teniendo en cuenta la importancia que para el Estado conlleva la protección integral a los niños, las niñas y los adolescentes, garantizando el ejercicio de sus derechos y libertades”.

La Procuraduría rechazó los argumentos presentados por la defensa del Alcalde en la que se mencionaba el hecho de que en la ciudad se han cumplido cabalmente con las políticas públicas de infancia y adolescencia fijadas por la administración hecho por el cual no existía motivo para una sanción disciplinaria.