Procuraduría revisará todos los casos en los que intervino la esposa de José Leonidas Bustos

El organismo disciplinario dijo que haría conocer al presidente Santos su decisión, pues el mandatario ternó a Martha Cristina Pineda para la Sala de Disciplina Judicial del tribunal. Es decir, para investigar a jueces y abogados.

Martha Cristina Pineda, segunda esposa del exmagistrado José Leonidas Bustos, ha sido procuradora y fiscal. Foto: Laotracara.co

Las declaraciones ante la Corte Suprema que dio Germán Chaparro, exalcalde de Villavicencio, acaban de costarle una indagación preliminar de parte de la Procuraduría a la exprocuradora Martha Cristina Pineda, quien es la esposa del expresidente de ese alto tribunal, José Leonidas Bustos. El testimonio de Chaparro, revelado por W Radio en la mañana de este jueves, deja saber que a él también le habría pedido dinero Luis Gustavo Moreno a cambio del "favor" judicial que anhelaba Chaparro: su absolución. 

"La Procuraduría General de la Nación abrirá indagación preliminar y hará seguimiento a los procesos que conoció la exfuncionaria. Igualmente, revisará sus actuaciones como coordinadora para los procuradores de Cundinamarca, servidores que actúan ante las fiscalías seccionales, jueces municipales, de ejecución de penas, y del circuito en Bogotá y Cundinamarca. Dentro de esta indagación también se incluirán las 20 agencias especiales que le fueron asignadas directamente", señaló el organismo en un comunicado. 

El organismo disciplinario agregó: "Resulta motivo de preocupación la circunstancia en que la exprocuradora Pineda Céspedes pudiera eventualmente ser elegida magistrada del Consejo de Disciplina Judicial, y convertirse en juez de jueces". Pineda fue ternada por el presidente Juan Manuel Santos como candidata a la Sala de Disciplina Judicial del tribunal, la cual reemplazó en la última reforma a la cuestionada Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura. "La Procuraduría pondrá en conocimiento del Presidente de la República esta decisión para que, si lo considera pertinente, reestructure la terna de la que hace parte la exprocuradora".

(Vea: La esposa del exmagistrado Bustos aspira a sancionar a abogados y jueces)

Germán Chaparro fue llamado a juicio por el asesinato del exalcalde de la misma ciudad, Ómar López Robayo, quien fue ejecutado el 22 de febrero de 2004 en una cancha de fútbol. "En el campo deportivo varios sujetos quienes llegaron hasta el sitio exacto donde se encontraba en calidad de espectador del evento deportivo el señor exalcalde (...) procediendo a propinarle varios disparos con armas de fuego, siendo posteriormente rematado cuando ya estaba en el piso", dice el expediente de la Corte Suprema. El hecho fue una masacre: además de López Robayo murió un policía y dos hombres más. 

En 2011, el Juzgado Noveno Penal del Circuito Especializado de Bogotá revisó el proceso y absolvió a Chaparro. En junio de 2012, el Tribunal de Bogotá reversó la decisión. Para esa corporación, la Fiscalía sí demostró que Chaparro se había aliado con el bloque Centauros para cometer el crimen contra López Robayo, de quien Chaparro había sido aliado político, y por eso lo condenó como determinador del homicidio a 39 años de prisión, una multa de 2.000 salarios mínimos mensuales legales vigentes y una inhabilidad de 20 años para ejercer derechos y funciones públicas. 

Chaparro presentó la demanda de casación ante la Corte Suprema, la cual tomó la decisión de no admitir el recurso en septiembre de 2014. Lo que este exalcalde de Villavicencio fue a contarle a ese mismo alto tribunal es que, antes de conocer el rechazo a su recurso, lo buscó el abogado Luis Gustavo Moreno y le pidió $1.500 millones a cambio de influir en su proceso. Y dijo que, como garantía, le ofrecieron reunirse "con una procuradora judicial, que era la doctora Pineda, según él (Moreno) la novia del doctor Bustos". 

Esa declaración la dio en el marco de la investigación de la Corte por el cartel de la toga, específicamente en el proceso contra el senador Musa Besaile, quien admitió haberle pagado $2.000 millones a Luis Gustavo Moreno para que él y el exmagistrado Bustos influyeran en la investigación en su contra por parapolítica. Chaparro y Besaile tienen la misma versión: que no denunciaron el "soborno" del que afirman haber sido víctimas porque le temían al poder y los alcances de Bustos y su gente. Besaile, contra quien había orden de captura desde el 25 de septiembre, se entregó el 5 de octubre, mientras jugaban las eliminatorias al Mundial las selecciones de Colombia y Perú. 

(Le puede interesar: El cara a cara entre Gustavo Moreno y Musa Besaile)