Procuraduría saca de la Policía a capitán investigado por violación de teniente

El Ministerio Público destituyó e inhabilitó al capitán de la Policía Eduardo Andrés Merchán por presunto “acceso carnal violento” en contra de la teniente Kelly Sierra. Hecho que habría ocurrido el 24 de noviembre de 2018.

Capitán Eduardo Merchán fue destituido e inhabilitado por la presunta violación de la teniente Kelly Sierra. Procuraduría

La Procuraduría destituyó e inhabilitó al capitán Eduardo Merchán por la presunta violación de la teniente Kelly Sierra. El acceso carnal violento, por el que Merchán también está siendo investigado por la Fiscalía, habría ocurrido en una celebración posterior a la fiesta de año nuevo realizada por la Policía en Valledupar, Cesar, el pasado 24 de noviembre. La sanción del Ministerio Público incluye una inhabilitación por 14 años y un mes para ocupar cargos públicos.

::“A pesar de todo, valió la pena denunciar”: teniente Kelly Sierra::

La decisión del organismo de control se fundamentó en los testimonios de la teniente y en los exámenes médicos y psicológicos que le fueron practicados luego del presunto acto de violencia sexual. De igual manera, se tuvo en cuenta alrededor de 11 testimonios de los presentes durante la fiesta de piscina anterior a la posible violación -en la que hubo alta ingesta de alcohol- y los contradictorios testimonios que el señalado rindió ante las distintas autoridades.

La teniente Kelly Sierra, en su testimonio dado a la Procuraduría, narró que estaba en la fiesta de fin de año, conocida como “Noche Azul”, por orden de un superior. De allí habría salido con otros uniformados al casino hotel de oficiales en Valledupar para continuar la celebración en la piscina. También dijo que estuvo allí hasta las 9 de la mañana, cuando el capitán Eduardo Merchán le cogió el celular y se lo llevó. Según contó, ella lo habría perseguido hasta la habitación para pedirle el equipo, pensando que se lo había llevado por error, pero este la habría agarrado de los brazos y la había lanzado a la cama para violarla.

::Las pruebas para llamar a juicio disciplinario al capitán Merchán::

Dentro lo dicho al Ministerio Público, la uniformada señaló que no pudo resistirse debido a que el presunto agresor le habría pegado en una rodilla de la que había sido operada meses atrás. También, negó cualquier intento de seducción hacia al capitán Merchán, como este había señalado en anteriores ocasiones ante las autoridades. Y de la misma forma, confesó que el capitán al que le había contado el presunto ataque sexual le dijo que “pensara muy bien” las cosas porque si seguía con su denuncia la podían trasladar.

El examen médico hecho horas después de la supuesta agresión en la Clínica Laura Daniela de Valledupar y el examen forense realizado por el instituto de Medicina Legal, pruebas a las que tuvo acceso el Ministerio Público, confirmaron que la teniente tenía “hematomas” en las piernas,  brazos, muñecas y rodillas consistentes con un “forcejeo, intento de defensa o lucha”. De igual manera, los análisis concluyeron que tenía lesiones en sus genitales que podrían corresponder con una relación sexual. Las pruebas psiquiátricas arrojaron que la oficial “tenía síntomas consistentes con la ansiedad y la depresión”, causados por un fuerte trauma, que podría estar relacionado con una violación.

::“La Policía no va a parar, no va a ceder”: General Óscar Atehortúa::

Con estos resultados, la Procuraduría determinó que el cuadro clínico correspondía con la denuncia de asalto sexual presentada por la mujer y dejaba sin piso cualquier argumento de una “relación consensuada” que el Capitán Merchán afirmó haber tenido con la teniente Sierra durante varias declaraciones tanto a investigadores de la Policía y Fiscalía como a funcionarios de la entidad . De igual manera, las pruebas psiquiátricas, según el ente de control, concuerdan con un hecho traumático y no con un acto placentero.

En la audiencia en la que se comunicó la decisión, el Ministerio Público reveló las declaraciones hechas por el Capitán Merchán durante la investigación. Primero, este señaló que no se acordaba de nada de lo ocurrido en la mañana del 24 de noviembre, ya que se encontraba en un alto de estado de alicoramiento. Luego, en otra oportunidad, aseguró ante la Procuraduría que había mantenido un encuentro consensuado con la oficial. Supuestamente, todo comenzó en la piscina, donde se besaron en reiteradas ocasiones y realizaron tocamientos con altas implicaciones sexuales. Luego, habrían salido de la mano hacia las habitaciones, con una botella de whisky en mano, para continuar con el supuesto amorío.

::Sigue fallando la Policía::

El presunto agresor señaló que en el cuarto número cinco del hotel de oficiales habrían mantenido un encuentro sexual, que calificó como consentido. Sin embargo, de acuerdo con su versión de los hechos, la teniente Kelly Sierra salió enojada con él de la habitación porque no había conseguido “mantener una erección” por varias horas e, incluso, aseguró el oficial, que le había dicho que “se iba acordar de ella”.

El supuesto agresor sexual también señaló que no había podido violar a la presunta víctima ya que tenía un hombro y un dedo con dolorosas lesiones que le impedían hacer fuerza. Luego, agregó que la oficial era entrenada en diferentes técnicas de defensa personal y artes marciales que habría usado, de ser necesario, para evitar un ataque sexual. Sin embargo, informes médicos demostrarían que la lesión de Merchán no le impedía realizar ninguna acción como tal, simplemente le generaba molestias.

Los testimonios de los testigos revelados por la Procuraduría fueron contradictorios. Algunos oficiales, supuestamente presentes, señalaron que Sierra Y Merchán habrían salido con una botella de licor hacia las habitaciones, mientras otros aseguraron que no observaron en ningún momento que hubieran salido juntos. De igual manera, algunos afirmaron que habían visto a la denunciante besarse en la piscina tanto con el coronel José Castañeda como con el capitán Merchán y otros señalaron que nunca hubo ningún acto parecido.

En lo que sí concuerdan los testimonios recogidos por el ente acusador fue que ninguno de los presentes, incluso uniformados que estaban haciendo el aseo temprano en la zona de las habitaciones, escuchó gritos y enfrentamientos dentro de las habitaciones que hiciera pensar que estaba siendo violentada sexualmente una persona. También los testimonios recogidos señalaron que la presunta víctima denunció la violación en horas de la tarde a un superior y que había sido remitida a un centro hospitalario para hacer el respectivo examen clínico. Una policía cercana a la denunciante señaló que le había confesado que: “Ese man (Merchán) me obligó a tener relaciones sexuales con él”.

La presunta violación de la teniente Kelly Sierra también sigue su camino en la vía judicial. La Fiscalía acusó formalmente , el 24 de mayo de 2019, al capitán Merchán de los delitos de acceso carnal violento y lesiones personales. Tras la acción del ente acusador, el Juzgado Cuarto Penal del Circuito citó para el 13 de agosto al uniformado para dar inicio a las audiencias preparatorias. 

871157

2019-07-15T21:59:32-05:00

article

2019-07-15T22:36:04-05:00

abonilla_250859

none

Redacción Judicial

Judicial

Procuraduría saca de la Policía a capitán investigado por violación de teniente

83

7743

7826