Propuesta para levantar el voto secreto pasó primera ronda en la Corte Suprema

Noticias destacadas de Judicial

La modificación al reglamento fue llevada a la Sala Plena por el magistrado Gerardo Botero con el ánimo de destrabar las elecciones en el alto tribunal, evitar presiones y que los magistrados “den la cara al país”.  Ya tuvo 16 votos y será necesaria otra sesión para confirmarla.

“La dignidad, autonomía e independencia que encarna un magistrado de la Corte Suprema de Justicia le impone que todas sus decisiones estén rodeadas de la total, absoluta y suficiente transparencia que debe guiar o caracterizar todas sus actuaciones”. De esta forma el magistrado Gerardo Botero inició la justificación de una propuesta de modificación al reglamento de ese alto tribunal para que las elecciones de magistrados, de aquí en adelante, sean públicas. Y, de paso, destrabar la designación de siete plazas que están vacantes y que tienen a la Sala Plena con solo 16 de 23 cupos, que es el quórum decisorio.

La propuesta conocida por El Espectador busca modificar el artículo 6 del Acuerdo 006 del 12 de diciembre de 2002, en el cual se modificó el reglamento de la Corte, así. “Votaciones. La votación para elegir funcionarios, empleados de la Corporación, para escoger candidatos a ternas o para integrarlas y las demás que le correspondan en cumplimiento de su función electoral serán públicas y nominales”. La propuesta fue llevada a la Sala Plena de ayer jueves 6 de febrero de 2020 y obtuvo los 16 votos necesarios.

(Le puede interesar: La propuesta de la Sala Penal para salir de la encrucijada en la Corte Suprema)

Ahora, se deberá confirmar esa votación en una segunda ronda, que solo podrá realizarse en una sesión ordinaria de Sala Plena. Es decir, el próximo 20 de febrero. Como justificación para modificar el reglamento se indicó igualmente que a veces en la Corte se van acumulando las plazas a llenar, y hay demoras para la designación de presidente y vicepresidente, precisamente porque el voto es secreto “ocasionado con ello un ostensible deterioro en la imagen de la administración de justicia, al minar su credibilidad y alentando la existencia de grupos constituidos para ejercer presión en la toma de algunas decisiones que interesan al país y a la comunidad judicial”.

El documento firmado por el magistrado Botero, y apoyado por el magistrado Ariel Salazar, asegura igualmente que “con la reforma propuesta se busca que cada uno de los magistrados que conformamos la Corporación, den la cara al país, evitando especulaciones mal intencionadas y con intereses perversos, que generan diversas hipótesis mediáticas entorno a los autores de los bloqueos que desde años atrás se han venido presentando en la Corporación”.

(Le puede interesar: Parece inminente que la Corte Suprema se va a quedar sin quórum)

El magistrado Botero, de la Sala Laboral, se postuló para la Presidencia de la Corte junto con su colega Jorge Luis Quiroz. Este diario estableció que este jueves en la Sala Plena el primero llego hasta los 8 votos y el segundo a 11, de 16 que son necesarios para ser elegidos. Igualmente, en la sesión se debatió una propuesta de la Sala Penal del alto tribunal para introducir una adición al reglamento de la Corte en caso de que se llegue a perder el quorum decisorio. Esto puede llegar a pasar el 27 de febrero próximo cuando el magistrado Ariel Salazar termine su periodo.

La propuesta busca adicionar un parágrafo al artículo 5 del Acuerdo 005 de 2002 para que “si por cualquier razón el número de los integrantes de la Corporación se reduce a menos de 16, el quórum decisorio se calculará sobre el número de Magistrados que conformen la Sala Plena”. Esta propuesta no alcanzó los votos pero podría volver a ser discutida.

(Le puede interesar: "No vamos a ponernos a una carrera desesperada": presidente (e) de la Corte Suprema)

Comparte en redes: