“Las propuestas del Centro Democrático no nos representan”: Tania Parra

La fundación Fuimos Héroes, que agrupa a más de 6.000 uniformados, entre ellos condenados o procesados por ejecuciones extrajudiciales, se desmarca de las propuestas del senador Álvaro Uribe. Entrevista con su representante.

Desde que nació la fundación Fuimos Héroes, Tania Parra encabeza los procesos judiciales de miles de militares colombianos que están presos en guarniciones castrenses y que en su mayoría son investigados por ejecuciones extrajudiciales. Parra, abogada especialista en derecho internacional humanitario, manifestó que el “alivio judicial” propuesto por el Centro Democrático no brinda las mismas garantías que la justicia transicional que se pactó con las Farc y que incluye a los uniformados. Asegura que los militares están dispuestos a contribuir con toda la verdad sobre las ejecuciones extrajudiciales.

¿Bajo qué circunstancias nació la fundación Fuimos Héroes?

Nace por la necesidad de constituir un organismo de defensa política, jurídica y social de los militares privados de la libertad en julio de 2012. Para ese año ya se materializaba la detención de un número significativo de miembros de la Fuerza Pública. En la actualidad la fundación representa a unos 6.000 miembros de la Fuerza Pública investigados o detenidos por actos del conflicto armado.

¿Por qué están de acuerdo con la justicia transicional que se estructuró en La Habana?

En Colombia, la negación de la existencia del conflicto interno armado llevó a que la mayoría de los procesos de los militares fueran estudiados, investigados y juzgados a la luz de los derechos humanos. Es decir, se les privó de ser investigados a la luz del derecho internacional humanitario (DIH). Esta omisión ocasionó que, en la mayoría de los casos, personas que se encontraban cumpliendo con su deber resultaran condenadas como un homicida cualquiera. No es lo mismo investigar a un militar a la luz de las normas del DIH que a la luz del Código Penal, como si se juzgara a cualquier parroquiano.

¿Por qué ustedes no quieren el “alivio judicial” propuesto por el senador Álvaro Uribe?

No estamos de acuerdo con la propuesta del senador Uribe porque es inconstitucional y transgrede el Marco Jurídico para la Paz, que modificó el artículo 66 de la Constitución. En el Tribunal Especial para la Paz no se motivará a quienes acepten responsabilidad para recibir beneficios si vinculan a otra persona. Esto garantiza que no se presenten falsos testigos, como sucede en la justicia ordinaria. También, su propuesta priva a los agentes del Estado de los puntos que marcan la estructura fundamental de lo que va a ser la justicia transicional: presunción de legalidad de la Fuerza Pública, seguridad jurídica, tratamiento diferenciado, sanciones propuestas por el Gobierno, reclusión en cárceles militares, revisión de sentencias, esclarecimiento de los hechos, responsabilidad en la cadena de mando, entre otros.

¿Se sienten representados por las propuestas del Centro Democrático?

No nos representan.

¿Por qué este grupo de militares asegura que su vocero es el general (r) Jorge Enrique Mora?

Porque el general Mora nos ha representado con fortaleza y gallardía en busca de la solución jurídica de los militares. Pese a los cuestionamientos al llevar esta vocería, para nosotros, la libertad sabe a Mora.

Los militares presos dijeron que, a cambio de su pronta libertad, comparecerían ante la Jurisdicción Especial para la Paz. ¿Qué verdades quieren aportar?

La petición de libertad frente a quienes se encuentran privados de ella corresponde al contenido del anexo II: tratamientos penales especiales diferenciados para agentes del Estado, en donde existe la figura de “libertad transitoria condicionada y anticipada” para quienes lleven más de cinco años detenidos por actos del conflicto. La verdad que se aportará es la que exige el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición.

En esta fundación hay militares condenados por ejecuciones extrajudiciales. ¿Esto quiere decir que vamos a conocer más detalles de esos crímenes si se crea la Jurisdicción Especial para la Paz?

Claro que sí. En su gran mayoría son militares condenados o investigados por ejecuciones extrajudiciales y son personas que participaron en desarrollo del conflicto. La guerra no deja más que odio, dolor y muertos. Queremos acabar con este horror y participar activamente en la solución.

Hay sectores como el Centro Democrático que afirman que negociar con las Farc fue arrodillar a la Fuerza Pública...

En cuanto a las Fuerzas Militares, considero que jamás habían estado tan bien representadas como en este momento. Para nadie es un secreto sus condiciones y capacidades profesionales, y un vivo ejemplo es el general Alberto José Mejía, quien se preparó desde el inicio de su carrera para lo que hoy realiza, que no es más que enaltecerlas. En cuanto a la situación de los militares procesados, por supuesto que no los han arrodillado. Tan es así que jamás se negoció en La Habana la ley de tratamientos penales especiales diferenciados para agentes del Estado.

Ustedes están promoviendo una movilización en los próximos días. ¿Para qué?

Para tratar de integrar a todos los colombianos, que apoyemos el acuerdo (con las Farc) y se piense en esta comunidad de militares privados de la libertad y sus familias, quienes han llevado la responsabilidad de enfrentar este conflicto y hoy padecen de la ausencia de su compañero o padre como efecto de esta guerra.