Las pruebas en contra de María del Pilar Hurtado

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia la encontró responsable de ordenas los seguimientos e interceptaciones ilegales a magistrados de las altas cortes, periodistas y congresistas de oposición del Gobierno de Álvaro Uribe Vélez.

Bajo un complejo esquema de seguridad ingresó en la tarde de este viernes a la sede del Palacio de Justicia (en el centro de Bogotá) la exdirectora del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), María del Pilar Hurtado Afanador. La audiencia en la cual la Sala Penal de la Corte Suprema leerá el sentido de fallo en su contra está programada para las cuatro de la tarde.

Esta será la primera vez que Hurtado Afanador se presente ante el alto tribunal, puesto que el juicio que duró dos años y tres meses no contó con su presencia debido a que se encontraba en Panamá cobijada con un asilo territorial otorgado por el Gobierno del presidente Ricardo Martinelli en noviembre de 2011. El pasado 29 de enero se entregó a las autoridades colombianas luego que se declarara ilegal dicho beneficio jurídico por las autoridades panameñas. 

La Sala Penal halló responsable a Hurtado Afanador de ordenas los seguimientos e interceptaciones ilegales en contra de un grupo de magistrados de las altas cortes, el periodista Daniel Coronell, los senadores Gustavo Petro y Piedad Córdoba, la excongresista Yidis Medina y el exdirector del DAS, Ramiro Bejarano.

El alto tribunal tuvo en cuenta los testimonios rendidos en el juicio por parte de la exdetective del DAS, Alba Luz Flórez Gelves, conocida como ‘la Mata Hari’, quien fue la encargada de infiltrar el esquema de seguridad de los magistrados de las altas cortes, así como contactar al personal de servicio del Palacio con el fin que instalaran grabadoras para registrar en audio las Salas Penales y Plenas.

El objetivo de eso, según la testigo clave de la Fiscalía General, era obtener información reservada sobre el proceso que se adelantaba en contra del senador Mario Uribe Escobar, primo del entonces presidente Álvaro Uribe Vélez, por sus presuntos nexos políticos y electorales con grupos paramilitares.

 Además se buscó información reservada de los magistrados y sus familiares. Para esto incluso se ordenaron varias inspecciones por parte de la Unidad de Información y Análisis Financiero (Uiaf) con el fin de conocer los movimientos bancarios de los togados. Todas estas órdenes fueron hechas directamente por la entonces jefe del organismo de seguridad.

 

Igualmente se avalaron los testimonios del exjefe de inteligencia del DAS, William Romero; los capitanes Fernando Tabares y Jorge Alberto Lagos, y Martha Leal quienes detallaron las ordenes que recibieron de la misma Hurtado para adelantar los seguimientos y obtención de información reservada.

La Corte Suprema halló responsable a la exdirectora del DAS de los delitos de concierto para delinquir agravado, abuso de función pública, peculado por apropiación, falsedad ideológica en documento público, y violación ilícita de comunicaciones.
 

Temas relacionados