"Puso en riesgo su vida por la mía, eso no tiene precio"

Jaime Fonseca lamentó el homicidio de la joven policía que frustró su secuestro en Santander.

Jaime Fonseca, víctima de intento de secuestro en Girón (Santander), lamentó que el día del padre, la familia de Érika Olivera, de 21 años de edad, deban pasarlo con la tristeza de haber perdido a su hija luego de que haya defendido la vida del joven de 22 años.

El joven dijo que espera que el caso no quede impune. “No tengo como pagarle a la familia y sé que ella sin conocerme puso en riesgo su vida por la mía, eso no tiene precio estoy en deuda”, manifestó a Caracol Radio.

Fonseca también dijo que dará las gracias al patrullero que resultó ileso y quien por su parte se recupera en un centro asistencial de Girón.

Cabe recordar que por el homicidio de la patrullera, la Policía capturó a tres hombres, quienes fueron dejados a disposición de la Fiscalía por los delitos de secuestro, porte ilegal de armas, lesiones personales y homicidio.

El hecho se presentó después de que la patrulla fuera alertada sobre un posible secuestro en el sector del barrio Meseta Alta. Al llegar al sitio, fueron interceptados por unos sujetos que se movilizaban en un vehículo, quienes atacaron a los policías con armas de fuego, causando lesiones a los uniformados que se transportaban en una motocicleta.