Ratifican prescripción a favor de Colombia en caso del galeón San José

Firma cazatesoros norteamericana petendía indemnización por 17 mil millones de dólares.

En lo que el gobierno colombiano considera una victoria judicial importante, la Corte de Apelaciones del Distrito de Columbia, en Estados Unidos, tumbó ayer por prescripción la demanda interpuesta en 2010 por la empresa estadounidense Sea Search Armada (SSA), reclamando derechos sobre el Galeón San José y una indemnización de 17 mil millones de dólares.

En su fallo, el tribunal ratificó la sentencia de primera instancia del 25 de octubre de 2011 que había dispuesto lo mismo. La Corte acogió favorablemente los argumentos de la defensa de Colombia, de prescripción e improcedencia de la acción judicial desestimando la demanda y dejando sin sustento las pretensiones de la multinacional cazatesoros que desde 1982 pretende el rescate del cargamento de oro, plata y esmeraldas de la embarcación española hundida por los ingleses en 1708, cerca a las Islas del Rosario.

Mientras la embajada de Colombia en Washington destacó el triunfo de los principios que la defensa de Colombia había enfatizado en la audiencia del 25 de marzo, SSA cuenta con 30 días para solicitar un recurso de reconsideración por la Sala Plena de la Corte de Apelaciones y luego tiene la opción de solicitar que la Corte Suprema conozca del caso.

Como informó la semana pasada El Espectador, amparada en el fallo de la Corte Suprema de Justicia de 2007, que le dio derecho sobre la mitad de lo que se considere tesoro, SSA también demandó a Colombia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA.

Este pleito sólo se resolverá en definitiva cuando el Congreso de la República termine el trámite del polémico proyecto de ley que aprobó a finales del año pasado la Cámara de Representantes y que debe ser abordado por el Senado en esta legislatura. Allí se define qué es y qué no patrimonio cultural sumergido y en qué casos se podría autorizar la búsqueda y rescate de las riquezas de por lo menos 1.200 galeones hundidos en la época de la Colonia en aguas del mar

Caribe colombiano

El problema es que mientras el gobierno completa 30 años dilatando un marco jurídico y técnico para regular la arqueología submarina y a la vez proteger los bienes culturales de los océanos, los cazatesoros tienen la tecnología de punta necesaria para saquear tesoros como el del galeón San José, cargados desde minas americanas para satisfacer los requerimientos colonizadores de la Corona Española que ahora, para rematar, los reclama ante cortes internacionales y los vuelve a recuperar como sucedió el año pasado con 600 mil monedas de oro y plata de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes, devueltas por Estados Unidos a España.