Reanudan juicio contra exdirectivos del DAS por tortura sicológica

José Miguel Narváez, Giancarlo Auqué de Silvestri y Enrique Alberto Ariza, son investigados por la tortura sicológica de la periodista Claudia Julieta Duque, quien indagaba el asesinato de Jaime Garzón.

Esta secuencia de persecuciones y amenazas, e incluso un secuestro del que fue víctima, empezó cuando Duque se dedicó a investigar el asesinato de Jaime Garzón.Archivo El Espectador.

Este martes, el juzgado segundo especializado de Bogotá reanudará el juicio en contra del exsubdirector del DAS, José Miguel Narváez, y los exdirectores de Inteligencia de ese organismo, Giancarlo Auqué de Silvestri y Enrique Alberto Ariza, investigados por la tortura sicológica a la que fue sometida en su momento la periodista Claudia Julieta Duque. (Le podría interesar: "¿Por qué el DAS se ensañó contra mí?": Claudia Julieta Duque)

El juicio continuará con una diligencia al Archivo General de la Nación con el propósito de incorporar al expediente el organigrama del G-3 –grupo especial de inteligencia–, elaborado por el propio DAS en septiembre de 2004, y el Plan de Búsqueda de Información de esa extinta entidad. Pruebas ordenadas por el juez que lleva el caso y ratificadas por el Tribunal Superior de Bogotá.

Con estos documentos, según la comunicadora, se buscará demostrar que Narváez sí hizo parte activa del G-3, que estuvo vinculado con esa entidad y, además, comprobar las directrices del DAS para realizar actividades de espionaje, inteligencia y contrainteligencia contra organismos de derechos humanos, periodistas y sindicalistas. (Lea: Capturan a funcionario de la Fiscalía implicado en caso de tortura psicológica contra periodista)

Duque denuncia que las inspecciones a los archivos del DAS han sido aplazadas en varias oportunidades. Para el próximo 18 de diciembre se tiene prevista la siguiente fase del juicio en este caso, que contará con el testimonio de Enrique Ariza, quien pidió ser escuchado en el juicio.

Según las investigaciones, el grupo G-3 fue el que adelantó la persecución contra Duque. En el marco de una operación denominada “Caso Filtración”, el DAS recolectó información sobre la periodista y su familia, interceptó sus comunicaciones y hasta se dispuso de un taxi de uso de la Subdirección de Operaciones de ese organismo para realizar seguimiento a la periodista. (Lea: 'Lo de Claudia Julieta Duque fue tortura síquica': Fiscalía)

Esta secuencia de persecuciones y amenazas, e incluso un secuestro del que fue víctima, empezó cuando Duque se dedicó a investigar el asesinato de Jaime Garzón y encontró supuestas pistas que implicaban a agentes del Estado con la muerte del humorista. La periodista dijo en su momento que la Fiscalía se acerca a la verdad en el caso de Garzón. Lo que poco ha cambiado es la situación de ella, quien asegura que ya está cerca de finalizar este año y la “justicia todavía continúa aplazada”.