Recompensa de $20 millones por responsables de ataque en Putumayo

El general Juan Pablo Amaya se encuentra en la zona dirigiendo las operaciones contra los cabecillas de los frentes 32 y 48 de las Farc.

Las Fuerzas Militares anunciaron el pago de una recompensa de hasta $20 millones por información que permita identificar y capturar a los responsables del atentado contra la infraestructura petrolera, en el departamento de Putumayo.

El ofrecimiento lo realizó el general Juan Pablo Amaya Kerguelen, comandante del Comando Conjunto N.3 Suroriente, quien se encuentra en la zona dirigiendo las operaciones contra los cabecillas de los frentes 32 y 48 de las Farc, que habrían ordenado la voladura de oleoductos y el derrame de crudo en ese departamento.

El general Amaya denunció que los guerrilleros de las Farc están utilizando las humildes viviendas de los campesinos del sector como ‘escondite’ para impedir las operaciones militares y la intervención de las tropas. También están usando las casas como ‘bodegas’ para guardar armamento y explosivos para la realización de atentados.

“Esta clase de cobardes actuaciones por parte de los criminales del Bloque Sur de las Farc, afectan en mayor grado a la población civil, ya que su temerario empleo como ‘escudos humanos’ los pone en grave riesgo, así como el de guardar explosivos improvisados, sin ninguna clase de control, en medio de casas habitadas por niños y mujeres”, señaló el alto oficial.

A esta recompensa ofrecida por las Fuerzas Militares, se suma la hecha por la Policía Nacional, que en las últimas horas ofreció hasta 50 millones de pesos para quien suministre información que permita evitar acciones terroristas. (Lea: Policía ofreció $50 millones de recompensa a quienes coadyuven a evitar atentados terroristas)

El general Amaya anunció que al departamento del Putumayo, llegarán en las próximas horas, un importante número de uniformados, pertenecientes a las Fuerzas Especiales del Ejército, que se dedicarán exclusivamente a la búsqueda de los principales cabecillas y explosivistas del Bloque Sur de las Farc en esta parte del país.