Reconfirmada la inocencia del "Ángel Vallenato"

La presentadora Angélica Ramírez estuvo casi tres años presa por sus supuestos vínculos con las Farc.

La periodista Angélica Ramírez.

Casi tres años estuvo presa la presentadora Angélica Ramírez, mejor conocida como el Ángel Vallenato, debido a dos testimonios hoy en duda: el de su expareja, el empresario Gustavo Ortiz Dicéliz, y el de Jhon Faver Montoya Molina, alias ‘El Pato’, quienes la acusaron de tener vínculos con las Farc. La presentadora fue detenida en noviembre de 2010 en el aeropuerto Benito Salas, de Neiva. En 2011, un juez de Neiva la condenó a 14 años de prisión por, supuestamente, haber amenazado a su expareja con la ayuda de las Farc e, incluso, haber participado en unos atentados en su contra. 

Sin embargo, en 2013, el Tribunal Superior de Neiva absolvió a Ramírez al no encontrar pruebas de que ella hubiera hecho parte de tal campaña y –mucho menos– de que tuviera vínculos con esta organización guerrillera. Sin contar algunas inconsistencias en los testimonios ya mencionados, reveladas por su abogado, Sheiber Cuenca. 
 
Como por ejemplo que, en 2010, Ortiz dijo que “miembros de la guerrilla lo llamaban en nombre de Angélica y para ello aportó unas grabaciones. Jamás dentro del juicio se demostró que fuera así. Por lo contrario, de las grabaciones se desprende que él era la persona que ponía en boca del guerrillero el nombre de Angélica. Incluso, en una ocasión el guerrillero le preguntó de quién le estaba hablando”.
 
Y, en cuanto al testimonio de alias El Pato, este dijo que ella era bizca. Aunque durante su niñez Ramírez padeció de estrabismo, al cumplir los 18 años se hizo una operación para corregir ese mal y al momento de los supuestos encuentros con la guerrilla, en junio de 2010, ya estaba curada.  
 
Debido a esto, Ramírez quedó en libertad el 2 de octubre de 2013 y pudo reencontrarse con su familia en Neiva. No obstante, el caso llegó a la Corte Suprema de Justicia, que esta semana confirmó la inocencia de Ramírez, al dejar en firme el fallo del Tribunal. Ramírez ha dicho que no ha pensado demandar al Estado por los años que estuvo privada injustamente de su libertad.  
 
“Es triste recordar el momento en que me involucran en todo esto y me llevan presa, cómo dañan mi imagen y cómo lo publican en todos los medios de comunicación locales y nacionales, haciéndome ver como la terrorista de las Farc, como la guerrillera más mala, como la periodista de las Farc, cómo se llevan por delante la vida de mi hijo, de mi familia, cómo destruyen mi carrera, mi vida, cómo me maltratan sicológicamente, físicamente en la captura y nadie hace nada, eso es muy deprimente”.
 
Y lamentó que tuvieran que “pasar tres y cuatro años para decir que se equivocaron; es una bendición muy grande ver que en mi caso se hizo justicia y me llena de felicidad que se haya cerrado el caso totalmente”. Ahora Ramírez trata de recomponer su vida junto con su familia y volver a esos años en los que era reconocida por presentar en el canal local Nación, el programa el Ángel Vallenato, que le dio su nombre. 
Temas relacionados