Rescatan a suizo y brasileño secuestrados por disidencias de Farc en Cauca

Noticias destacadas de Judicial

Un ciudadano suizo y un brasileño que habían sido secuestrados en marzo pasado por disidentes de la extinta guerrilla de las Farc en el departamento del Cauca fueron rescatados este jueves por el Ejército y trasladados a Bogotá. “Gracias al trabajo de los Grupos de Acción Unificada por la Libertad Personal, el ciudadano de nacionalidad suiza Daniel Max Guggenheim, jubilado del Banco Courts, al servicio del Reino Unido, y el ciudadano brasileño José Iván Albuquerque García, regresaron a la libertad”, manifestó la institución castrense en un comunicado.

(Lea también: Así fue el secuestro de los tres contratistas estadounidenses, según las Farc)

Guggenheim y Albuquerque eran mantenidos en cautiverio en una vivienda de Corinto hasta la que llegaron los soldados que también rescataron a sus mascotas: dos perros de la raza Pomerania. Los dos extranjeros, que estaban de viaje por varias zonas del Pacífico colombiano cuando fueron secuestrados, serán entregados a las embajadas de sus países.

Según relataron, su secuestro fue perpetrado por dos hombres cuando estaban a 15 kilómetros de Corinto camino a la localidad de La Plata, en el sureño departamento del Huila, recorrido que esperaban hacer por la ruta más corta dadas las restricciones de viaje vigentes por la cuarentena contra el coronavirus. “Había dos rutas pero la más rápida indicó Pereira-Florida-Corinto y luego cruzar la montaña hacia La Plata (...) tomamos la más corta y como 15 kilómetros después de Corinto (...) llegaron los secuestradores”, narró Guggenheim.

(Le puede interesar: Íngrid Betancourt responde a versión de las Farc sobre su secuestro)

Según dijo, los hombres, que se movilizaban en motocicletas, los abordaron con armas de fuego y les quitaron sus pertenencias luego de amenazarlos diciéndoles que habían llegado “al cementerio”. “Después nos llevaron a una casa donde nos encerraron en un cuarto por cuatro días. Vino gente del grupo FARC y nos preguntaron qué hacíamos acá y qué podíamos darles para hacer una salida rápida”, agregó.

Ante la petición, Guggenheim ofreció entregarles 700.000 pesos (unos 186 dólares) que tenía en efectivo y más dinero si lo llevaban hasta un cajero electrónico, ofrecimiento rechazado por uno de los secuestradores que a cambio le exigió treinta millones de pesos (unos 112.000 dólares). “Yo solo tenía 3.600 dólares (...) y dije que tendríamos que hablar con la familia, pero no querían y nos dejaron dos días más en ese cuarto”, contó.

(Lea también: Luis Alirio Mora, de secuestrado a supuesto testaferro de la Farc)

Según él, los secuestradores se comunicaron con su familia en tres ocasiones y llegaron a solicitar hasta 1.000 millones de pesos (unos 266.000 dólares) por la liberación. “Después de la tercera llamada nos llevaron a lugares lejanos, abandonados. Estuvimos en 11 lugares donde nos tenían con mucho frío en cabañas. Muy triste”, narró.

Guggenheim dijo que durante el cautiverio recibieron comida y no fueron maltratados pero el secuestro los afectó sicológicamente. “Me ha dado pesadillas, se me fue todo el apetito pero hemos sobrevivido. Por un mes y medio no pudimos hablar con la familia, fue duro. Un millón de gracias a Colombia, amo el país y a pesar de todo no tengo nada contra él”, agregó.

En la operación de rescate, en la que participaron tropas del Ejército junto al Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía General, fue capturado un integrante de la columna móvil de las FARC Dagoberto Ramos que opera en esa zona del país. El sujeto, que al parecer se encargaba de la seguridad de los dos secuestrados, intentó huir durante el operativo militar en el que los uniformados incautaron un equipo de comunicación.

En el convulso departamento del Cauca la violencia disminuyó con el acuerdo de paz del Gobierno con las FARC en 2016, pero la calma fue fugaz porque en esa región comenzaron a operar disidentes de esa guerrilla como la columna Dagoberto Ramos que se disputa partes del territorio con bandas de narcotraficantes.

Comparte en redes: