Restituyen predio que paramilitar despojó y puso a nombre de su novia en Antioquia

La Finca la Alondra con 520 hectáreas se había convertido en una base de mando paramilitar y lugar de extracción ilegal de combustible.

Es el predio de mayor tamaño que se ha restituido en Antioquia.Archivo El Espectador

La Alondra, una emblemática finca de 520 hectáreas dedicada a la ganadería, y que hasta 2002 era de una sociedad conformada por tres personas, es nuevamente de los propietarios que fueron víctimas de César Gómez Giraldo, alias El Panadero, uno de los jefes paramilitares del bloque Metro que despojó tierras en el Magdalena Medio antioqueño.

La sentencia fue proferida por la Sala Civil de Restitución de Tierras del Tribunal Superior de Antioquia. Con ubicación en la vereda El Ingenio, en el municipio de Maceo (Antioquia), el predio había sido comprado por una sociedad en 1989 para destinarlo a la ganadería y así fue hasta 2002. Ese año, según la Unidad de Restitución de Tierras (URT), El Panadero fue hasta el predio y, en tres ocasiones, preguntó por el precio de la finca.

Ante la respuesta negativa que Gómez Giraldo planteaba el negocio, el representante legal de la sociedad fue secuestrado y llevado a las oficinas de la Notaría ubicada de San Roque. Allí, el representante firmó –aparentemente obligado– el traspaso. A la salida de la diligencia le entregaron dos cheques, pero que tiempo después no pudo cambiar porque las cuentas habían sido canceladas.

Posteriormente, los paramilitares del bloque Metro lo llevaron hasta su casa, localizada en un barrio de Medellín, como una presunta forma de advertirle que podían localizarlo a él y a su familia. La propiedad finalmente fue puesta a nombre de la compañera sentimental de alias El Panadero. 

La finca, dice la URT, se habría convertido en una base de mando paramilitar y lugar de extracción ilegal de combustible de un oleoducto aledaño. El despojo de este predio, igualmente, fue reconocido por combatientes que posteriormente rindieron declaración en el marco de la ley de Justicia y Paz.

Tras la muerte de El Panadero, la finca tuvo varios traspasos; entre ellos a alias Gavilán, otro jefe paramilitar quien, tiempo después, lo vendió a un comprador que lo escrituró a nombre de sus dos hijos. Aunque la pareja de hermanos presentó oposición al proceso de restitución, el Tribunal desestimó los argumentos presentados y, además, no ordenó compensarlos en vista de que no fue acreditada la buena fe.

La directora de la Unidad de Restitución de Tierras en Antioquia, Paola Cadavid Acevedo, aseguró que este “es el predio más grande que hasta ahora se ha restituido en Antioquia. La sentencia revierte un despojo que se da a través de una venta forzada y, luego, este predio es transferido a la compañera sentimental de alias El Panadero”.

La funcionaria agregó que existen 86 solicitudes de inscripción al registro de tierras abandonas y despojadas relacionadas con tierras en el municipios de Maceo. La URT informó que van 54 solicitudes, las cuales 20 de ellas fueron ingresadas al registro y, actualmente, 28 cursan etapa administrativa y seis están pendientes de sentencia.