Revelan detalles del bombardeo contra disidentes de las Farc

Noticias destacadas de Judicial

En el operativo murió Camilo López Castrellón, alias "Gabriel", quien estaba encargado de las operación de narcotráfico entre Calamar y Miraflores (Guaviare). Las autoridades siguen trabajando para identificar al resto de los supuestos exguerrilleros.

El fin de semana pasado, el frente primero Armando Ríos fue atacado en bombardeo que tuvo lugar en la vereda La Unión en el municipio de Miraflores (Guaviare). En la operación militar murieron nueve presuntos integrantes de la agrupación dirigida por Néstor Gregorio Vera Fernández, alias Iván Mordisco, quien llevaba 18 años en las Farc y organizó lo que hoy se conoce como el grupo de disidentes más importantes de la exguerrilla.

Los detalles de la operación los dio a conocer el Ministerio de Defensa y la Policía. En una rueda de prensa liderada por el director de la Policía, el general Jorge Hernando Nieto, las autoridades explicaron que la Policía, el Ejército y la Fuerza Aérea, con el apoyo de la Armada, dieron el golpe al Frente primero, disidente de las Farc, en una operación titulada: Astrea IV. A través del trabajo de inteligencia de la Policía, se ubicaron los campamentos de la estructura delincuencial en la región del Guaviare, junto al río Itilla.

El bombardeo dejó un saldo de nueve presuntos disidentes, dentro de los que se encuentran Camilo López Castrellón, alias Gabriel o Charles, quien tenía una trayectoria criminal de más de 15 años. Castrellón fue designado por Iván Mordisco para que liderara la cadena de narcotráfico que tenía la agrupación entre Calamar y Miraflores (Guaviare). 

(Lea:Mueren nueve disidentes de las Farc durante operación militar en Guaviare)

Según la información que entregó la Policía, luego de terminar la operación, alias Charles también era el encargado de ordenar el reclutamiento de menores de edad pertenecientes a comunidades indígenas de las zonas de Guaviare, Guainía, Vaupés y Amazonas. Asimismo, las autoridades señalaron que la agrupación criminal controlaba las rutas de transporte de drogas hacia Brasil, Perú y Venezuela.

El frente primero Armando Ríos es una de las estructuras más antiguas de las Farc y en junio de 2016 informó su decisión de no desmovilizarse tras el acuerdo firmado entre las Farc y el Gobierno. La agrupación controla los cultivos, los laboratorios y las rutas de coca en la zona del Guaviare, Vaupés, Vichada y Caquetá. Según información de Inteligencia Militar, hace dos años el grupo tenía unos 400 guerrilleros activos.  En mayo del 2017, el frente envió otro comunicado en el que advertía a la población de su fortalecimiento y sus objetivos militares.

(Lea también: La disidencia de las Farc que le dijo no a la paz)

Luego de la operación, las autoridades incautaron cinco fusiles, cuatro pistolas, tres granadas, explosivos, dos sistemas de ubicación satelital y un equipo de comunicaciones. A la banda criminal también se le vincula con casos de homicidios selectivos e intimidaciones en contra de la población civil del Guaviare.

Las Fuerzas Militares y la Policía informaron, en la mañana de este 20 de marzo a través de una rueda de prensa, que siguen trabajando para identificar a los demás integrantes y lograr la completa desarticulación del frente Armando Ríos.

Comparte en redes: