'Reversazo' a la condena contra Hipólito Moreno

A la Fiscalía le falto ser más 'severa' contra el excabildante, quien no fue procesado como uno de los autores del desfalco del 9% del contrato de ambulancias en Bogotá.

Hipólito Moreno. /Archivo

Después de que Hipólito Moreno hiciera un acto de perdón, les dijera a los bogotanos que les había fallado y que aceptara haber sido parte del carrusel de la contratación en el Distrito, la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá tumbó la condena contra el exconcejal al considerar que a la Fiscalía le falto severidad en el proceso. Para la corporación existían pruebas que permitían inferir que Moreno había sido uno de los autores del desfalco al contrato de ambulancias en 2009 que tenía un valor de $67.000 millones y que no había actuado en calidad de interviniente, es decir, de mediador entre quienes se repartieron la tajada del 9% de la jugosa licitación.

El Tribunal ordenó que el proceso contra el exconcejal, que hoy padece una grave enfermedad terminal, tendrá que volver a iniciar desde la audiencia de imputación de cargos, en la que lo deben acusar por los delitos de interés indebido en la celebración de contratos y cohecho –mismos cargos que aceptó el pasado 26 junio–, pero esta vez en calidad de autor o coautor. Esto significaría que su pena, tasada en un principio en seis años y medio de prisión, podría incrementarse significativamente. Asimismo, se puedo conocer, que su preacuerdo con la Fiscalía cojea ya que la tipificación de los delitos cobijados en esta negociación también cambiarían.

En la decisión de la corporación, también se señaló que Moreno sí estaba actuando en calidad de funcionario público, ya que su rol como cabildante conocía que estaba actuando de manera irregular al influir en la licitación pública de un contrato que definiría el futuro de la salud de los bogotanos. En la decisión también se solicitó compulsar copias al Consejo Superior de la Judicatura para que se investigue a la jueza 64 de garantías, quien fue la que dio el beneficio de prisión domiciliaria al exconcejal. La polémica se da ya que, a pesar de que está comprobada su enfermedad –no solo por la actual transformación física que ha sufrido Moreno y exámenes médicos–, para el Tribunal la administradora de justicia no hizo el procedimiento requerido que era solicitarle a Medicina Legal que se encargara de realizar la valoración especializada.

En el preacuerdo, Hipólito Moreno había acordado con la Fiscalía entregar los $600 millones de pesos que aceptó haber recibido como parte de la comisión de más de $6.000 millones que se repartieron entre los contratistas y funcionarios públicos –como por ejemplo Emilio Tapia, Federico Gaviria y el exsecretario de Salud de Bogotá, Héctor Zambrano–. Por esta razón puso a disposición del ente investigador un apartamento al norte de la capital avaluado en $1.280 millones para reparar a las víctimas e igualmente, realizar un acto de perdón público por sus actuaciones. También se convirtió desde ese entonces en uno de los testigos estelares del cartel de la contratación.

El 'reversazo' que da el caso de Hipólito Moreno preocupa a la Fiscalía, ya que él se había convertido en la ficha clave para desarmar el rompecabezas y encontrar que concejales, exconcejales y funcionarios públicos desangraron las arcas del Distrito. Por el momento la Fiscalía y Moreno tendrán que reiniciar un proceso al que le habían imprimido velocidad por el grave estado de salud del acusado. Otro de los problemas será el preacuerdo que, al parecer, podría cambiar nuevamente las reglas de juego por la posible condena que recibiría el expresidente del Consejo de Bogotá.