Revocan libertad a propietario de bus de Fundación

El Tribunal de Magdalena alega que el juez que ordenó la libertad se extralimitó en sus funciones.

El Tribunal Administrativo de Magdalena ordenó revocar la decisión del Juez Penal de Fundación, Alfonso Saade, en la que decidió dejar en libertad al dueño del bus en el que murieron 33 niños el pasado 19 de mayo.

Con la decisión del Tribunal de Magdalena, Alfredo Cruz Esquea seguirá vinculado al proceso en el caso de la muerte de los 33 niños, luego que las familias de las víctimas denunciaran penalmente al juez de Fundación por el delito de prevaricato por acción y abuso de función pública.

En la decisión tomada el pasado 25 de noviembre, el juez consideró que no existían motivos para seguir con el proceso penal en contra del dueño del bus puesto que no se encontraba en el lugar de los hechos y no tuvo responsabilidad en el incendio por lo que ordenó su libertad inmediata.

Sin embargo, en la denuncia, los defensores de los familiares de las víctimas que aseguraron que el hombre era consciente del riesgo que representaba el sistema artesanal de tanqueo que tenía el automotor y el hecho que no había sido sometido a una revisión técnico mecánica.

Cruz Esquea fue capturado en septiembre pasado en el Estado venezolano de Zulia. En un operativo conjunto fue detenido después que la Interpol emitiera circular azul para dar con su paradero. Pocos días después fue deportado a Colombia. La Fiscalía General le imputó el delito de homicidio simple del cual se declaró inocente y un juez de garantías lo cobijó con medida de aseguramiento debido a la gravedad del cargo y el peligro que representaba para la sociedad.

Por estos mismos hechos trágicos enfrentan un proceso penal el conductor del bus y el pastor del colegio que lo contrató para el transporte de los menores de edad.