'Rodrigo Escobar sí me mencionó el caso de Fidupetrol': Mauricio González Cuervo

El magistrado le contó a la Fiscalía que en un almuerzo en la Zona G de Bogotá, en febrero de 2014, el exmagistrado Rodrigo Escobar le tocó el tema.

Rodrigo Escobar GilArchivo El Espectador

El nombre del exmagistrado Rodrigo Escobar Gil ha resultado casi tan damnificado como el del magistrado Jorge Pretelt Chaljub en medio del escándalo por presuntos sobornos para favorecer a la firma Fidupetrol. Según el columnista Daniel Coronell, el denunciante Víctor Pacheco reveló que Escobar Gil había sido el intermediario para la compra de la tutela que buscaba tumbar un fallo de la Corte Suprema de Justicia contra la Fiduciaria por $22.500 millones. Supuestamente, Pretelt le pidió a Pacheco $500 millones para garantizar que Fidupetrol ganara ese pleito. De acuerdo con Coronell, ese pago se canalizó a través de Rodrigo Escobar por medio de un contrato de asesoría jurídica con Fidupetrol.

Hace una semana, cuando estalló el escándalo y el nombre de Escobar Gil comenzó a rodar por los medios de comunicación, el exmagistrado expidió un comunicado en el que reconoció dicho contrato para acompañar la tutela que Fidupetrol había instaurado ante la Corte. Según él, emitió conceptos jurídicos para pedirle a la Corte la adopción de medidas cautelares en ese caso, pero negó que hubiera movido alguna ficha en la Corte para beneficiar a su cliente. Sostuvo Escobar Gil que no realizó ninguna gestión ante el alto tribunal, “ni solicité audiencia ni me reuní con ninguno de los magistrados de dicha corporación para discutir el proceso de tutela en el que la empresa actuaba como accionante”.

Aún más, en su comunicado advirtió tajante: “Nunca he abordado a los jueces de la República y demás funcionarios públicos para insinuarles o recomendarles algún caso que les corresponda resolver”. No obstante, el magistrado de la Corte Constitucional Mauricio González, quien destapó la olla de este escándalo de corrupción, controvirtió esas palabras de su excolega Rodrigo Escobar en una entrevista de tres horas con la Fiscalía General de Nación. El Espectador conoció todos los detalles de esta diligencia, que se llevó a cabo en la mañana del jueves 5 de marzo en el despacho del jurista. El día anterior, una vez González terminó su ampliación de denuncia en la Comisión de Acusación del Congreso, recibió una llamada del vicefiscal Jorge Perdomo. El objetivo era que González también le narrara estos hechos a la Fiscalía.

En esa entrevista el magistrado Mauricio González soltó una bomba. Dijo que los primeros días de febrero de 2014, después de una Sala de la Corte, su colega Jorge Pretelt le dijo que fueran a almorzar. González aceptó y cuando estaban en los parqueaderos de la Corte, Pretelt le comentó que al almuerzo se sumaba el exmagistrado Rodrigo Escobar. Efectivamente se vieron en el restaurante La Table de Michel, en la Zona G de Bogotá. Allí hablaron de todo, de los agarrones propios de la Corte, de las rutinas del alto tribunal y hasta de los magistrados más nuevos. En medio de la charla, según González, Rodrigo Escobar le mencionó el caso Fidupetrol, asegurándole que estaba asesorando a esa empresa y que había una tutela en la Corte.

González sostuvo en su entrevista a la Fiscalía que en el almuerzo Escobar Gil le manifestó que la situación financiera de Fidupetrol estaba muy complicada por el fallo de la Corte Suprema de Justicia, que ahí estaban comprometidos los ahorros de mucha gente del sector petrolero y que por eso la empresa había solicitado las medidas cautelares. Según González, su respuesta al comentario fue una exclamación cortante y no se habló más nada del asunto. Hasta ahí llegó Escobar. Pretelt no musitó palabra durante ese incómodo lapso de la charla. Luego se despidieron formalmente y tanto Pretelt como González regresaron a la Corte en sus respectivos carros para continuar sus labores. Nunca más hablaron del episodio.

Al día siguiente, González se metió de lleno a estudiar el expediente de Fidupetrol y, una semana después, el 19 de febrero de 2014, llevó el caso a la Sala Plena. De entrada González observó que no cabía ninguna medida cautelar y que como se trataba de una tutela que pretendía tumbar un fallo de la Corte Suprema de Justicia, esta debía ser fallada por sus nueve magistrados. González ha venido atando cabos en las últimas semanas y por eso ese comentario de Escobar Gil en el almuerzo, que entonces le pareció jarto pero intrascendente, hoy le genera sospechas. Por eso le contó a la Fiscalía este detalle que compromete al exmagistrado que hace apenas ocho días señalaba que jamás se había reunido con alguno de los magistrados de la Corte para discutir esa tutela.

En su extensa declaración, González reiteró que fue el abogado Víctor Pacheco, también asesor legal de Fidupetrol, quien le contó que en el apartamento de Jorge Pretelt se fraguó todo, que el magistrado le pidió $500 millones para esa tutela y que supuestamente ese pago para el magistrado González Cuervo se iba a hacer a través de su exesposa, la abogada Marcela Monroy. Una acusación que en su momento indignó a González al punto de encarar a Pretelt y decirle que le parecía bajo y ruin que estuviera involucrando en este episodio tan bochornoso a la mamá de su hijo. Eso se lo dijo el pasado 4 de febrero cuando le anunció que no votaría por él para que fuera el presidente de la Corte.

González resaltó al final de su declaración que el problema no es lo que pasó en la Sala Plena de la Corte, puesto que el alto tribunal falló en contra de las pretensiones de Fidupetrol el 16 de octubre de 2014 (la votación quedó 7 a 0, pues los magistrados María Victoria Calle y Luis Guillermo Guerrero estaban de permiso). En cambio, aseguró que lo que hay que indagar es qué ocurrió, si es que ocurrió, en el apartamento del magistrado Jorge Pretelt. Dicho de otro modo, si allí, tal como lo ha denunciado Víctor Pacheco, le pidieron plata, y si Rodrigo Escobar estaba al tanto de toda esta operación para torcer una tutela que favorecería a su cliente Fidupetrol. Con una particularidad: a Escobar Gil Fidupetrol lo contrató a finales de 2013 por $200 millones, pero si la Corte tumbaba el fallo contra la Fiduciaria, recibiría otros $200 millones.

Cronológicamente la cosa es así: Rodrigo Escobar comenzó su asesoría a finales de 2013 con Fidupetrol. Se supone que poco tiempo después se habría dado el encuentro entre Víctor Pacheco y Jorge Pretelt en el apartamento de este último. Y a mediados de febrero de 2014 fue que ocurrió el famoso almuerzo al que concurrieron Rodrigo Escobar, Jorge Pretelt y el ponente del caso Mauricio González en la Zona G. El periodista Daniel Coronell sostuvo en su columna de este domingo en la revista Semana que Rodrigo Escobar es el eslabón perdido en este caso. Incluso contó que Rodrigo Escobar acompañó a Pretelt a una entrevista que le dio a María Isabel Rueda hace una semana. Antes de empezar la entrevista, Rueda le preguntó a Escobar si era abogado de Fidupetrol y este lo negó. Dos días después le tocó reconocer que sí lo era cuando se fueron conociendo más detalles del caso. En sus columnas de este domingo, Coronell y María Isabel Rueda criticaron este hecho.

Según Rueda, le reclamó a Escobar Gil que le hubiera ocultado su interés profesional al estar presente en la entrevista con Pretelt y remató su columna en el diario El Tiempo así: “Un exmagistrado que fue asesor del caso tampoco puede acompañar a un magistrado, señalado supuestamente de recibir un soborno por ese caso, a la entrevista con un periodista”. El Espectador intentó comunicarse con el exmagistrado Rodrigo Escobar Gil, pero su buzón en el celular estaba lleno. En todo caso Escobar Gil ha señalado que no hizo parte de ninguna componenda para comprar una tutela. Sin embargo, quedan muchas preguntas alrededor. ¿Por qué no contó que en un almuerzo le mencionó a Mauricio González de la tutela de Fidupetrol? ¿Por qué no le dijo a la periodista Rueda que tenía un contrato con esa Fiduciaria cuando acompañó a Jorge Pretelt? ¿Por qué quiso acompañarlo a esa cita?

La grabación

El Espectador conoció que al despacho del vicefiscal Jorge Perdomo le fue entregado este sábado una grabación en la que el abogado Víctor Pacheco le cuenta a una persona hasta ahora no identificada todos los detalles de su denuncia contra el magistrado Jorge Pretelt. Esa charla quedó registrada en un audio que ya está en poder de los investigadores de la Fiscalía y que será clave para determinar las responsabilidades en este escándalo de corrupción, el más grave en los 24 años de historia de la Corte Constitucional.

Además, el magistrado Mauricio González le envió un correo electrónico en la tarde de ayer al representante investigador Julián Bedoya, de la Comisión de Acusación. En su mensaje, González pidió ser citado nuevamente por esa célula legislativa para ampliar su denuncia en tanto no le contó a Bedoya el episodio del almuerzo en la Zona G. En su comunicación, el magistrado denunciante señaló que desea poner en conocimiento de la Comisión estos y otros detalles más que considera supremamente relevantes hoy.  

[email protected]

548240

2015-03-08T20:55:11-05:00

article

2015-03-09T06:44:56-05:00

none

Juan David Laverde Palma

Judicial

'Rodrigo Escobar sí me mencionó el caso de Fidupetrol': Mauricio González Cuervo

83

9352

9435