Rojas Birry aceptó su responsabilidad en el 'carrusel de la contratación'

El expersonero de Bogotá es investigado por recibir una alta suma de dinero para omitir sus funciones de control en el contrato para la prestación del servicio de ambulancias.

El expersonero de Bogotá, Francisco Rojas Birry aceptó su responsabilidad en el delito de cohecho imputado por la Fiscalía General en el proceso por su participación en el denominado ‘carrusel de la contratación’ en la capital de la República.

Según la investigación, el expersonero distrital habría recibido 500 millones de pesos como comisión con el fin de que no ejerciera sus funciones de control en el marco de la celebración irregular de multimillonarios contratos en Bogotá durante la administración de Samuel Moreno.

En este caso se estableció que recibió dos entregas de dinero: 300 y 150 millones de pesos por parte de un grupo de contratistas con el fin de omitir sus funciones de vigilancia y control frente a la licitación y celebración del contrato para la prestación del servicio de ambulancias firmando en el año 2009 y que tuvo un valor de 67 mil millones de pesos y los múltiples convenios viales que se pactaron. 

Ante la pregunta del juez 37 con función de control de garantías el exfuncionario aceptó, después de consultarlo con su abogado, su responsabilidad en los hechos materia de investigación. Se espera que en las próximas horas la Fiscalía General le solicite al juez que lo cobije con medida de aseguramiento.

En la investigación se tuvieron en cuenta los testimonios de los contratistas Emilio Tapia y Julio Gómez, así como el del exsecretario de Salud de Bogotá, Héctor Zamabrano y el exconcejal Hipólito Moreno que lo señalaron de haberse beneficiado económicamente con la entrega irregular de estos contratos.

Rojas Birry se encuentra privado de la libertad en la cárcel La Picota de Bogotá pagando una condena de ocho años de prisión por recibir 200 millones de pesos por parte de la captadora ilegal de dinero DMG.