“Salí como una loca a buscar a mi hijo”: madre de Luis Colmenares

Oneida Escobar declaró en el juicio contra Laura Moreno y Jessy Quintero por la muerte de su hijo. Relató el padecimiento que vivió horas antes de enterarse de su fallecimiento.

Oneida Escobar, madre de Luis Andrés Colmenares. / Cristian Garavito - El Espectador

Cuatro años y nueve meses después de la extraña muerte de Luis Andrés Colmenares, su madre Oneida Escobar tuvo que recordar ante un juez las dramáticas horas que vivió antes de enterarse de su fallecimiento. Lo hizo en el juicio que se adelanta contra Laura Moreno y Jessy Quintero, acusadas de falso testimonio y de ser coautoras del supuesto homicidio del universitario, quien apareció sin vida en el caño del parque El Virrey.

Oneida recordó los últimos instantes en los que lo vio con vida: “Él salió a la fiesta en compañía de Gonzalo Gómez y Laura Moreno. Salió en sano juicio, porque ese día estuvo todo el día conmigo (...). Yo estaba durmiendo con mi hijo Jorge porque mi esposo se había ido para Chile. En la madrugada sonó el teléfono, Jorge contestó y él habló con un compañero de Luis, quien le preguntó si su hermano había llegado a la casa. Le dijo que fuera al cuarto a revisar si estaba ahí. Gonzalo Gómez le dijo: ‘No le vayas a decir a tu mamá, tu hermano salió corriendo y lo estamos buscando’”.

“La llamada que recibió Jorge fue a las 4:05 de la madrugada. Era del número telefónico de mi hijo. Yo empecé a llamar y no me contestaban. A los 20 minutos Gonzalo me marcó y él me dijo que mi hijo había salido corriendo y que no lo encontraban. Ese día llamó también Jessy a preguntar si había llegado Luis (…) Yo me desesperé y salí como una loca a buscar a mi hijo. Luego me informó que estaban en el CAI del parque El Virrey. Llegué allá a las 5:10 a.m. y estaban Gonzalo, Laura Moreno, un policía y un supuesto borracho que estaba pendiente de nosotros. Estaba en la camioneta de Laura. Yo busqué a Jessy porque sabía que era su mejor amiga”, agregó la madre de Colmenares.

En medio de su relato, Oneida explicó que al preguntarle a Gonzalo por la suerte de su hijo, éste le respondió que era Laura Moreno quien sabía qué había sucedido: “Laura me dio el celular de Luis y yo le pregunté por qué lo tenía. Ella dijo que él se lo prestó para llamar a su amigo. Mi hijo jamás prestaba el celular y yo jamás encontré esa llamada. Laura me cuenta que Jessy le dijo: ‘Laura, el Negro salió corriendo’. Y que ella salió detrás de él. Me parece raro porque mi hijo corría mucho. Me cuenta que a Luis se le cayó el reloj y que le dijo: ‘No me devuelvo por ti, sino por el reloj que me regaló mi papá”.

En medio de las preguntas que le hizo la Fiscalía durante la audiencia, la mujer reveló que Laura le aseguró que alcanzó a su hijo y lo abrazó, pero que él se le soltó y “vio los pies de Luis volando en el caño”. Asimismo, precisó que al buscar en el caño no encontró sangre, vio que no había gran cantidad de agua, por lo que intentó meterse. “Ella me dijo que se había metido y que el agua le llegaba a los talones. Jorge nos dijo que se iba a meter al caño, yo también me iba a meter, y Laura desesperada nos dice: ‘No se metan, yo me metí con los bomberos’. El agua era muy baja, ni un recién nacido se ahogaba ahí”, declaró Escobar.

“Nos dejamos llevar por Laura Moreno, y de los mismos nervios, como ella me dijo: ‘Ya su hijo salió’. Yo decía: ‘para qué perder tiempo’. Ahora me arrepiento”. La jueza del caso le pidió ratificar si Laura fue quien le manifestó que su hijo había salido vivo, a lo que respondió: “Ella me dijo: ‘él salió’. No me dijo cómo. Pero yo desesperada le preguntaba que cómo iba a salir de ese caño si estaba borracho. Pero ella (sólo decía): ‘el salió, él salió’”, concluyó Oneida Escobar luego de recordar la escabrosa noche que vivió el 30 de octubre de 2010.

Omeida rindió su relato en el cierre de la etapa de juicio que se adelanta en el caso Colmenares, que ya cumple más de tres años en los estrados judiciales. Es más, Carlos Cárdenas, señalado por la Fiscalía como autor del homicidio, fue absuelto por la justicia luego de que no se encontraran pruebas que demostraran su participación en los hechos. Por esa razón, la defensa de Moreno y Quintero -ambas han ratificado su inocencia en más de tres oportunidades ante un juez- han manifestado que esas decisiones judiciales ratifican que ellas no participaron en un asesinato y que Colmenares murió producto de una caída.