Salvatore Mancuso fue condenado a 24 años por masacre de Caño Jabón

Fue hallado responsable de los delitos de homicidio agravado, terrorismo y concierto para delinquir.

El exjefe paramilitar Salvatore Mancusso fue condenado a 24 años de prisión por su participación y responsabilidad en la llamada masacre de Caño Jabón, Meta, registrada el 4 de mayo de 1998. 

Un juzgado de Villavicencio emitió el fallo luego de que el excomandante paramilitar, quien se encuentra recluido en una cárcel de Estados Unidos, aceptara en una audiencia celebrada el pasado 13 de septiembre su responsabilidad en los delitos de homicidio agravado, terrorismo y concierto para delinquir.

La masacre de Caño Jabón fue perpetrada cuando miembros de Autodefensas asesinaron a 19 campesinos, saquearon propiedades, incendiaron viviendas y la pista aérea.

Los hechos investigados se presentaron cuando cerca de 200 hombres armados y con prendas de uso privativo de las Fuerzas Militares arribaron al caserío de Puerto Alvira y luego llegaron al de Caño Jabón, jurisdicción del municipio de Mapiripán (Meta), donde los pobladores fueron intimidados, acto seguido los dividieron en dos grupos, los condujeron a la pista de aterrizaje y al parque principal.

Con igual pena y por los mismos delitos fueron sentenciados Giovanny Soto Blanquicet, alias 'Tayson', Modesto Antonio Hernández Alarcón, alias 'El Teso', René David Reyes Díaz y Juan Antonio Laza Solano, alias 'Correcaminos'.

Las víctimas de la masacre

Entre las víctimas fueron reportadas: Floriberto Marín García, José Tomás Ladino Tacha, Carlos Virgilio Bernal, Hernán Fabián Cuéllar Díaz, Pedro José Rico Arévalo, Ulises Jiménez Lozada, John Jairo Méndez Hernández, Nelson Calderón Moreno, Edwin Estrada González, Jorge Báez, Jorge Alberto Suárez Melo, Alejandro Sáenz Cubides, Wilson Bernal Ortiz, Anyi Carolina Ducuara Vieda, Porfirio Carabalí, Everth Macario Asprilla Hinojosa, Óscar Hernández Correa, José Angel Orjuela Tovar y una menor de cuatro años de edad.