Samuel Moreno esquivó la imputación de cargos por escándalo de Odebrecht

La Fiscalía le imputará los delitos de interés indebido en la celebración de contratos y cohecho impropio por supuestamente haber recibido mil millones para que la multinacional se quedara con el contrato de la vía Tunjuelo-Canoas.

Samuel Moreno fue destituido por la Procuraduría en 2011.Archivo

La Fiscalía tenía todo listo para abrir oficialmente otro expediente contra el exalcalde de Bogotá Samuel Moreno Rojas. Para las 9:00 a.m. de este jueves, 31 de agosto, el ente investigador había anunciado la imputación de cargos por interés indebido en la celebración de contratos y cohecho impropio, por supuestamente haber participado en el escándalo de sobornos de Odebrecht. La decisión de la Fiscalía de abrir este nuevo proceso al exfuncionario no sólo aumenta los señalamientos en su contra, sino que añade otro capítulo al ya sonado caso de la firma brasileña. (El enlace entre el carrusel y Odebrecht) 

Sin embargo, Samuel Moreno llegó a los juzgados de Paloquemao hacia las 10:00 a.m. Apareció escoltado por los guardias del Inpec y se dirigió al juzgado que había sido elegido para el caso y minutos después, sin muchas razones para sustentarlo, manifestó que no tenía abogado para la audiencia. Al juez no le quedó otra opción que aplazar la diligencia judicial sin haber escuchado las razones que le dieron argumentos suficientes a la Fiscalía para vincularlo directamente con el pago de sobornos de Odebrecht.

Lo que se conoce es que ya hay varias pistas que lo relacionan con los brasileños. De acuerdo con los detalles de la investigación, el exalcalde habría recibido mil millones de pesos para que la multinacional se quedara con la licitación del contrato para la construcción de un túnel interconector entre el río Tunjuelo y la planta de tratamiento Canoas, pactado con la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB). Además de Moreno, la Fiscalía tiene la hipótesis de que el dinero también fue entregado a Iván Moreno Rojas, hermano del exburgomaestre.

En este expediente, uno más dentro del escándalo del pago de sobornos a funcionarios públicos por parte de la empresa brasileña, hay varios implicados que han señalado cómo se pactó ese pago. Uno de ellos, el empresario Andrés Cardona, capturado en febrero de este año por este mismo caso. La Fiscalía ya escuchó la versión de Cardona y hace unos días un juez de Bogotá recibió el preacuerdo al que llegó el ente investigador con el empresario, quien habría aceptado los delitos de interés indebido en la celebración de contratos y cohecho por dar u ofrecer.

Andrés Cardona fue quien contó a los investigadores que fue el encargado de ofrecerle mil millones de pesos al exalcalde y a su hermano, junto a los contratistas Orlando Fajardo Castillo y Emilio Tapia Aldana, para que Odebrecht se quedara con el contrato. Se espera que a Fajardo también le imputen cargos de cohecho por dar u ofrecer, peculado por apropiación e interés indebido en la celebración de contratos. Según su versión, Cardona facilitó la entrega del dinero a través del contratista Tapia Aldana y fijaron que se pagaría en cuatro cuotas iguales a los hermanos Samuel e Iván Moreno Rojas.

Samuel Moreno fue apartado de su cargo por la Procuraduría en mayo de 2011, y el año pasado fue condenado a 18 años de cárcel en 2016. En enero pasado fue aumentada su condena a 24 años. Su hermano Iván Moreno, por otra parte, fue sentenciado a 14 años. Se espera que en los próximas días se fije un nuevo día para la audiencia de imputación y que esta vez Moreno se presente con su abogado.