Samuel Moreno Rojas recusó a los magistrados del Tribunal Superior de Bogotá

El exalcalde distrital indica que los magistrados ya emitieron juicios de valor en su contra en otros fallos emitidos por el escándalo del 'carrusel de la contratación'.

Pese a que la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia había rechazado los impedimentos presentados por tres magistrados de la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá el exalcalde distrital Samuel Moreno Rojas presentó una recusación para que se alejen del estudio del recurso de apelación radicado por su defensa en contra del fallo que lo condenó a 18 años de prisión por el 'carrusel de la contratación'.  

En su recurso el exmandatario manifiesta que en diferentes fallos los magistrados que conforman la Sala ya han hecho mención de fondo e incluso juicios de valor en su contra en otros fallos por el llamado escándalo del 'carrusel'. En este sentido citó los casos del exsecretario de salud de Bogotá, Héctor Zambrano; y los exconcejales Orlando Parada, Andrés Camacho e Hipólito Moreno. 

Cita que incluso los magistrados ya se habían declarado impedidos para emitir una decisión de fondo sin embargo sus argumentos fueron rechazados por la Corte Suprema de Justicia. Sin embargo, en esa oportunidad el alto tribunal considero que no se observaba o no se probó la "afectación a la imparcialidad e independencia de los magistrados peticionarios se deberá declarar infundado el impedimento propuesto”.

“Ya hay una idea preconcebida y tomada con anterioridad sobre un proceso donde el doctor Samuel Moreno no es ni fue investigado o juzgado”, precisó el abogado Mauricio Alarcón al señalar que los pronunciamientos hechos en los fallos mencionados ponen en riesgo la independencia judicial.

El exalcalde de Bogotá fue sentenciado en primera instancia por la solicitud de comisiones a un grupo de contratistas para garantizar la entrega del contrato que tuvo un valor superior a los 69 mil millones de pesos. Moreno habría pedido una comisión del 8% sobre el valor total del convenio contractual con el fin que la Secretaría de Salud lo entregara.

Moreno Rojas, junto a su hermano. el entonces senador Iván Moreno Rojas -condenado a 14 años de prisión por el "carrusel"- y los contratista Emilio Tapia, y Julio Gómez, el abogado Álvaro Dávila y un grupo de concejales de Bogotá conformaron una "empresa criminal" para repartir la entrega de millonarios contratos.

"Quebrantando el deber de protección y cuidado que por disposición de la carta política le fue entregado en una actitud desbordada frente a su cargo como Alcalde Mayor de Bogotá a quien su electorado le entregó la confianza publica", precisó el funcionario judicial en la dilitencia judicial celebrada el pasado 29 de marzo.

En este sentido aseguró que el entonces alcalde "procedió sin recato alguno y desprovisto de cualquier principio a utilizar su cargo como primer mandatario distrital para lograr su cometido por un tema es grave valiéndose del rol en el que se desempeñaba". (Ver "Samuel Moreno desfalcó a Bogotá")

Para esto presionó a sus subordinados, entre ellos funcionarios de la Secretaría Distrital de Salud para lograr cumplir sus objetivos criminales. Con su ayuda logró estructurar el pliego de condiciones para garantizar la entrega del contrato 1229 de 2009 a un contratista que ya había entregado una comisión.

Existía un evidente interés del mandatario distrital para que el mismo le fuera entregado a la Unión Temporal Servicio Ambulatorio direccionando las distintas etapas de la licitación y finalmente obtener el 9.5% del valor del mismo. Prevaleció un interés económico frente a la misma salud de los habitantes de la capital.

"No menos valor puede merecer el análisis de la intención de dolo dada la voluntad y conciencia con la que actuó y con un evidente desapego de los valores que deben caracterizar al funcionario público y más aún cuando se trata de quien fungía como alcalde Mayor de Bogotá no le importó el grado de perjuicio que causaba su mendaz actuar pues solamente estaba fijado en obtener un beneficio económico como aconteció", aseguró.

Igualmente el representante de la Procuraduría General presentó el recurso para aumentar el monto de la condena. Mientras que en su apelación la defensa del exalcalde pide que le absuelva argumentando violación al debido proceso y al derecho a la defensa puesto que no se habrían tenido en cuenta varias pruebas que indican que los testigos incurrieron en contradicciones.

Samuel Moreno, quien se encuentra privado de su libertad desde hace cuatro años y medio, enfrenta otros dos procesos penales por las irregularidades que se habrían presentado en la ejecución de los contratos viales en Bogotá así como la cesión del convenio para la fase III de TransMilenio por la calle 26.