Sancionan a directora de la Uaesp de Bogotá por irregularidades en Contraloría de Casanare

Noticias destacadas de Judicial

La Procuraduría encontró que la funcionaria, cuando trabajaba para la Contraloría con sede en este departamento, no publicó a tiempo el auto de un proceso fiscal en contra del exdirector de Corporinoquia, Héctor Orlando Piragauta. La decisión la inhabilitaría, pero todavía no está en firme.

El 16 de abril de 2013, Luz Amanda Camacho Sánchez tenía que publicar un auto sobre un proceso fiscal en contra de Héctor Orlando Piragauta, exdirector de Corporinoquía. Aunque debía hacerlo para que quedara disponible al público desde las 7 de la mañana de ese día, la publicación se produjo en un horario posterior, aunque la funcionaria aseguró que sí estaba hecho a la hora estipulada. Para la Procuraduría, no cumplir con el cronograma y asegurar que sí lo había hecho, es una falta disciplinaria gravísima por parte de la hoy directora de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp).

(En contexto: Los cuestionamientos a la nueva directora de la Uaesp)

Por esta razón, en un fallo de primera instancia, el Ministerio Público sancionó a Camacho Sánchez con destitución e inhabilidad para ejercer funciones públicas por 12 años, lo que la sacaría de la Unidad Administrativa. Aunque la sanción quedó consignada en un fallo de 86 páginas, todavía no está en firme pues la funcionaria puede apelar. La historia de esta sanción se remonta a 2013, cuando Piraguata recibió la noticia de una decisión dentro del procesos en el que la Contraloría lo declaró fiscalmente responsable por irregularidades en el manejo de un convenio interadministrativo. 

Según el exdirector de Corporinoquia, esa noticia le llegó tarde por culpa de un error en la notificación de la decisión de la Contraloría y por eso, ante la justicia ordinaria, demandó la decisión del ente de control pues consideró que se trataba de una irregularidad de notificación. Por esta razón, la Procuraduría le abrió una investigación disciplinaria a Camacho Sánchez, y a Sady Infante Díaz, quien también trabajaba en la gerencia departamental colegiada de Casanare de la Contraloría General de la República. Para el Ministerio Público, ambas cometieron una falta grave al no haber publicado la decisión.

En el fallo, la Procuraduría aclaró que, si bien la denuncia con la que inició este proceso disciplinario la interpuso la hija de Piragauta, “los documentos que acompañaron su queja, a través del desarrollo de la presente investigación disciplinaria, fueron plenamente corroborados; de la apreciación integral de los medios probatorios existentes se concluye con luz meridiana que lo informado es verídico y que ello constituyó una irregularidad cometida por las acá disciplinadas, de la cual la señora Camacho Sánchez, fue su determinadora”, señala el documento. 

“La investigada sabía perfectamente que el comportamiento materia de esta investigación, y que hoy es objeto de este fallo, estaba prohibido, no obstante ello decidió hacerlo, es incuestionable, conforme se observa en la hoja de vida de la acá implicada (...) La señora Luz Amanda Camacho Sánchez conocía que dicha actuación estaba prohibida y aún así deliberadamente lo hizo, su intención fue imponer su voluntad al precio que fuera”, dice el fallo. Esta decisión podrá ser apelada ante la Procuraduría Delegada para la Vigilancia Administrativa, en donde se definirá finalmente si puede o no seguir en la Uaesp. 

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.