Santiago Uribe Vélez queda libre, pero no podrá salir del país

Así lo determinó el juez de su caso tras admitir que Uribe Vélez, investigado por un crimen que habrían cometido Los 12 Apóstoles, debía recuperar su libertad luego de dos años detenido.

Santiago Uribe fue detenido el 29 de febrero de 2016.Foto: Luis Benavides

Santiago Uribe Vélez deberá “presentarse periódicamente o cuando sea requerido ante el juez o la autoridad que él designe, en el presente asunto ante el juez de la causa. También se impondrá la obligación de observar buena conducta individual, familiar y social, con especificación de la misma y su relación con el hecho”.

Esas son algunas de las condiciones que impuso el Juzgado Primero Penal del Circuito Especializado de Antioquia, ante el cual la defensa de Uribe solicitó su libertad. La petición acaba de ser concedida por el Juzgado, el cual señaló que el ganadero ya había estado detenido por el tiempo máximo que permite la ley: dos años.

(Puede interesarle: El expediente de Santiago Uribe Vélez y la confirmación de su llamado a juicio)

El hermano del expresidente Álvaro Uribe Vélez, quien fue llamado a juicio por los delitos de concierto para delinquir y homicidio, tampoco podrá salir del país. El juez señaló que consideraba “absolutamente necesario la imposición de (esa) medida”. Asimismo, tampoco podrá comunicarse “con víctimas o testigos de la presente investigación”.

Por último, para recuperar su libertad y debido a que Uribe Vélez no “probó insolvencia económica”, el Juzgado le impuso una multa de 30 salarios mínimos legales, lo que se estima en más de $23 millones. Adicionalmente, deberá firmar una “diligencia de compromiso”, señaló en un documento de 38 páginas, en el cual consignó estas condiciones.

Con estas medidas el juez del caso Uribe Vélez confirmó, como lo había solicitado su defensa, que el empresario llegará al fin de su juicio en libertad. Un juicio que, como su propia defensa y el mismo juez lo resaltan, ha sido de mucha complejidad. Eso sin contar con el ambiente político que se ha gestado alrededor, por su parentesco con quien se acaba de confirmar en el Congreso como el senador con más votos en toda la historia: casi 870.000.

Uribe Vélez fue acusado por el asesinato de Camilo Barrientos, un conductor de bus de Yarumal (Norte de Antioquia) que habría sido ejecutado por sus supuestos nexos con la guerrilla. Un crimen que, además, se entiende en el contexto de Los 12 Apóstoles, un grupo paramilitar que se conformó en Yarumal y municipios aledaños.

(Vea: El testigo sin memoria de Santiago Uribe Vélez)

Si la justicia confirma que Uribe Vélez efectivamente ordenó el asesinato de Barrientos, confirmaría de paso su responsabilidad sobre el grupo de Los 12 Apóstoles, pues supuestamente el ganadero era uno de sus principales promotores. Él, por su parte, ha negado con vehemencia tanto el crimen como su participación en ese grupo “para”.