Santiago Uribe es víctima de una "persecución política orquestada" por Petro

Así lo manifestó la defensa del empresario antioqueño al considerar que en contra de su cliente existen solamente dos "testigos falsos".

Cerca de siete horas duró la indagatoria rendida ante un fiscal de derechos humanos por parte del empresario antioqueño, Santiago Uribe Vélez por su presunta participación en el delito de concierto para delinquir por sus supuestos vínculos con grupos paramilitares.

Al final de la diligencia, el abogado Jaime Granados, quien defiende los intereses del empresario antioqueño aseguró que es evidente que este proceso hace parte de una “persecución política orquestada por Gustavo Petro desde su debate en el año 2005”.

En este caso indicó que no es en vano que el abogado que representa a las víctimas y quien presentó a los dos testigos cuyas declaraciones fueron fundamentales a la hora de reabrir esta investigación han sido llevados por el abogado Daniel Prado Albarracín, representante del mandatario distrital.

“Santiago Uribe han sido una víctima de los falsos testigos”, precisó el abogado al hacer referencia al mayor (r) Juan Carlos Menseses y Eunicio Pineda Luján, quienes declararon en Argentina y Chile que el hermano menor del expresidente de la República, Álvaro Uribe tenía vínculos con el grupo paramilitar conocido como ‘Los 12 Apóstoles’.

“Lo que ha tenido que soportar es ser hermano del expresidente de la República y soportar esa persecución, y esta persecución esta sobre sus hombros, siempre le ha dado la cara a la justicia”, explicó el abogado defensor al señalar que los testigos han sido protegidos por contradictores políticos de Uribe Vélez.

El fiscal de derechos humanos tiene 10 días para decidir si dicta o no medida de aseguramiento en contra del empresario antioqueño.