La senadora Claudia López explica en El Espectador los siete mandatos de la consulta y qué se necesita para que sea de cumplimiento obligatorio para el Estado.

hace 1 mes

Santos autoriza diálogo bajo condiciones con indígenas del Cauca

El ministro del Interior, Federico Renjifo, será el encargado de abrir la mesa de diálogo.

El presidente, Juan Manuel Santos, autorizó un diálogo del Ejecutivo con los indígenas del departamento del Cauca, pero lo condicionó al fin de las "agresiones" de los aborígenes a las fuerzas de seguridad.

"El ministro del Interior (Federico Renjifo) está autorizado para abrir mesa de diálogo con indígenas cuando cesen agresiones", escribió Santos en su cuenta de Twitter, en su segundo mensaje del día sobre la crisis desatada por la minoría en el Cauca.

Santos informó de la autorización a Renjifo después de haber notificado por la misma vía: "no quiero ver un solo indígena en las bases militares. Esa es la orden desde anoche".

El gobernante aludió a su decisión de pedir a las fuerzas de seguridad que expulsaran a los indígenas nasas o paeces que la víspera sacaron a empujones a un centenar de soldados acantonados en Berlín, cerro en la zona rural de la población de Toribío. Ver las imágenes

La operación fue realizada durante la madrugada de este miércoles por el llamado Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), de la Policía Nacional.

Al menos tres aborígenes heridos, uno detenido y uno desaparecido, así como otros afectados por gases lacrimógenos, dejó la acción policial, según un informe preliminar facilitado a Efe por el representante legal de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (Acín), Carlos Andrés Alfonso.

El dirigente ratificó desde Toribió que la Acín, que reúne a las autoridades de su pueblo, está dispuesta a entrar en un diálogo con el Gobierno de Santos.

Sin embargo, notificó que los nasas pueden ceder en algunas cuestiones, pero no en la autonomía que les concede la Constitución y el control que deben ejercer sobre sus territorios ancestrales, mediante la Guardia Indígena.

Unos 4.000 aborígenes conforman este cuerpo de seguridad, cuyos miembros llevan como arma un bastón de madera.

La Acín se declaró el pasado día 8 en "resistencia permanente" ante la intensificación del conflicto en los territorios de sus comunidades y avanza en una campaña de desalojo de la fuerza pública y los guerrilleros de las Farc que actúan en ellos.