Se agudiza pelea entre Fiscalía y Centro Democrático

Ante la negativa de no realizar el interrogatorio de David Zuluaga en un consulado en Estados Unidos.

David Zuluaga, hijo del excandidato presidencial Óscar Iván Zuluaga. / ‘El Tiempo'

Toda clase de suspicacias se han generado tras la negativa de la Fiscalía de realizar en Estados Unidos el interrogatorio de David Zuluaga, hijo del excandidato presidencial Óscar Iván Zuluaga. El joven fue citado para el próximo jueves 29 de enero, día en que tendrá que responder por las relaciones que sostuvo con el polémico hacker Andrés Sepúlveda y por las supuestas irregularidades halladas en las cuentas de la campaña a la Presidencia del Centro Democrático (ver nota arriba), que dirigió durante la época de elecciones.

El pasado viernes el abogado del joven Zuluaga, David Espinosa, envió una solicitud a la Fiscalía en la que pedía que el interrogatorio de su defendido se realizara a través de Skype en el Consulado de Nueva York. El argumento era que David Zuluaga no podía regresar a Colombia, ya que tenía compromisos académicos con la Universidad de Princeton, donde está realizando un doctorado. Sin embargo, el ente investigador se opuso a la petición por tema de logística. Al parecer, durante la diligencia los fiscales del caso le darán a conocer una serie de videos en los que aparece junto a Sepúlveda y documentos en los que se evidenciarían los pagos que se registraron a favor del hermano del hacker, Luis Carlos Sepúlveda, y que al parecer no fueron registrados ante el Consejo Nacional Electoral.

Junto con David Zuluaga, también fueron llamados a interrogatorio su padre —quien ya anunció que asistirá a la diligencia el próximo 30 de enero— y el exasesor Luis Alfonso Hoyos, quien en medio de críticas salió del país hace más de una semana supuestamente para solicitar asilo en EE.UU., argumentando persecución política. La polémica alrededor de estas nuevas determinaciones empezó el 20 de enero, día en que el fiscal general, Eduardo Montealegre, notificó por los medios de comunicación a los dirigentes del Centro Democrático.

Desde ese entonces, distintos representantes del partido arremetieron contra la Fiscalía asegurando que se trataba de una persecución política, que no existían garantías y que era imposible que Montealegre los notificara por radio en lugar de usar las vías legales. Y esta semana, con el anuncio de no permitir que David Zuluaga se defienda en el interrogatorio vía Skype, agudizó la pelea, al punto que indicaron que el ente investigador tenía preferencias con sus procesados dependiendo de su condición política.

Según el abogado Espinosa, la Fiscalía no está dando un trato acorde con los derechos de David Zuluaga a la defensa e igualdad. “pues personas en similar situación han sido atendidas por el ente investigador en consulados, tal y como se solicita en este caso. Sólo para citar un ejemplo, el 19 de mayo de 2014 el país fue testigo del desplazamiento de varios miembros de la Fiscalía a Miami (EE.UU.) para atender el interrogatorio del señor J. J. Rendón. ¿Por qué en el caso de Rendón sí se podía hacer, pero con el señor Zuluaga no?”.

Los congresistas del Centro Democrático también arremetieron contra la Fiscalía al advertir que todo se trataba de una persecución política. El senador Ernesto Macías precisó que esta situación “ratifica que la Fiscalía está convertida en un instrumento político del Gobierno en contra del Centro Democrático. No hay explicación válida para pensar que al señor J. J. Rendón, amigote del presidente Juan Manuel Santos, le hayan enviado unos fiscales a Estados Unidos, mientras que a David Zuluaga le niegan la posibilidad de entregar su versión a través de Skype. En el primer caso a la Fiscalía le costo dinero de Estado, pero como se trataba del amigo del presidente. En cambio, lo que pidió Zuluaga no cuesta nada del presupuesto nacional y niegan la posibilidad por el simple hecho de ser parte del Centro Democrático. Eso ratifica nuestras denuncias”.

Por su parte, el congresista Alfredo Rangel señaló que “esta negativa es una prueba fehaciente de la actitud hostil contra el Centro Democrático, de la falta de garantías y de su campaña de persecución contra la oposición. En otros casos la Fiscalía se desplazó a Miami asumiendo los costos para interrogar a J. J. Rendón, pero David Zuluaga, que pudo haber respondido esas preguntas a través de Skype, un método legal como se hace en otros procesos, no se le aceptó. Eso demuestra que no hay una igualdad ante la ley y que dependiendo del acusado se da más o menos garantía”.

En la otra orilla, el senador Armando Benedetti dijo que “el fiscal general lo único que hace es acusar. Él no juzga y, además, el juez no tiene nada que ver con la Fiscalía y el Gobierno. Le creo a David Zuluaga, pero si ‘capó’ clases para buscar la elección a la Presidencia de su papá, debería ‘capar’ clase para aclarar la situación en la que se encuentra”. Fuentes de la Fiscalía señalaron que frente al caso de J. J. Rendón existen varias diferencias. Puntualizaron que por el momento en que se presentaron las denuncias presentadas por el expresidente Álvaro Uribe, en plena época electoral, tuvieron que actuar con prontitud y enviar una delegación a Miami para esclarecer los hechos.

En su momento, Uribe dijo que tenía información de que a la primera campaña presidencial de Santos habían ingresado US$12 millones del narcotráfico gracias a la intermediación de J. J. Rendón y Germán Chica. Las pesquisas por este proceso, según advirtió el vicefiscal general, Jorge Fernando Perdomo a finales de 2014, han llevado a la conclusión de que aún no existen pruebas para soportar la denuncia de Uribe, por lo que posiblemente se archivará el expediente.

Para el ente investigador no hay ninguna razón para hablar de persecución política y falta de garantías, ya que no ven problema alguno en volver a agendar el interrogatorio si David Zuluaga no puede asistir. Al margen de si las directivas del Centro Democrático atienden el llamado de las autoridades, el debate se agudiza y los cuestionamientos contra la Fiscalía crecen día a día.