Se prorrogó para el próximo 29 de noviembre

Se aplaza imputación de cargos al gobernador de Nariño, Camilo Romero

El funcionario departamental le dijo a una magistrada del Tribunal Superior de Bogotá que su abogado había renunciado horas antes de la audiencia porque no estaba de acuerdo “con la manera de proceder ante los medios de comunicación”.

Camilo Ernesto Romero, gobernador de Nariño. Cristian Garavito

El gobernador de Nariño, Camilo Romero, se quedó sin abogado a pocas horas de la audiencia de imputación de cargos. Así se lo hizo saber a una magistrada del Tribunal Superior de Bogotá que, luego de empezar la diligencia, expreso que su abogado había renunciado porque no compartía sus declaraciones ante los medios de comunicación.

“El abogado ha renunciado hace pocas horas. Ha manifestado que no está de acuerdo con mi manera de proceder ante los medios de comunicación. El país conoce mi estilo y lo he dicho de manera clara: no voy a callar. Aquí seguiremos de píe, con la tranquilidad de haber hecho las cosas bien”, precisó el gobernador, este miércoles, en la sede del Tribunal.

La Fiscalía le imputará cargos a Romero por las supuestas condiciones irregulares en la comercialización de 80.000 cajas de Aguardiente Nariño que se fijaron mediante decreto, el 24 de agosto de 2016. Por eso, tendrá que responder por los delitos de falsedad ideológica en documento público, peculado por apropiación en favor de terceros, interés indebido en la celebración de contratos, contrato sin cumplimiento de requisitos legales y revelación de secreto.

El gobernador cuestiona que detrás de todo esto existan intereses políticos y económicos, pues afirma que él hace parte de otros sectores distintos “a los del poder de siempre en Colombia”. “Sería una pena que organismos (de control) se presten para intentar lesionar y dañar proyectos alternativos como los que presentamos nosotros”, explicó Romero.

Sobre las supuestas inspecciones que la Fiscalía realizó este martes a la sede de la gobernación, y que denunció a través de su cuenta personal en Twitter, el gobernador departamental dijo que necesitaban unos documentos y que por eso habían ido. Pero también denunció que esta mañana los investigadores habían vuelto a su despacho. “Hemos venido aquí para que sea un juez quien escuche y oiga lo que la Fiscalía no quiso escuchar”, dice.

Y agrega: “La Fiscalía ha actuado de manera exprés, ha llegado al punto de que ni siquiera notifica ni pregunta al gobernador del departamento de Nariño. Esperamos que un juez haga lo que le corresponda. Tenemos la confianza de que esto se aclare cuanto antes”. Escuchados los argumentos de las partes, la magistrada aplazó la diligencia judicial para el próximo 29 de noviembre.