Se aplazó imputación de cargos contra exdirectivas del Gimnasio Castillo por caso Sergio Urrego

La exrectora del centro educativo se expone a una pena de 12 años de prisión por su presunta participación en los delitos de discriminación, falsa denuncia y ocultamiento de elementos materiales probatorios.

Por un error en el centro de servicios del complejo judicial de Paloquemao, la audiencia que se tenía programada para este jueves para imputación de cargos a la exrectora del Gimnasio Castillo Campestre, Amanda Castillo y la psicóloga Ivonne Andrea Cheque por su presunta responsabilidad en los hechos que llevaron al joven Sergio Urrego Reyes a quitarse la vida en agosto del año pasado.

Según se pudo establecer en un principio la audiencia fue programada para las ocho de la mañana de este jueves, sin embargo a todos los sujetos procesales les llegó la notificación informándoles que la diligencia se iba a celebrar a las 11 de la mañana. Cuando llegaron al despacho le manifestaron que se había sido aplazada puesto que no se habían hecho presentes.

Ante esto se tendrá que fijar una nueva fecha de audiencia, en la cual además la fiscal del caso le solicitará a un juez de control de garantías que los cobije con medida de aseguramiento en contra de la exrectora, quien no se hizo presente en el complejo judicial de Paloquemao en la mañana de este jueves.

El abogado Samuel Escobar, quien representa los intereses de la familia del joven de 16 años, aseguró que a la exrectora del centro educativo se le imputarán los delitos de ocultamiento de pruebas, discriminación agravada y falsa denuncia, por lo que de ser hallada responsable se expondría a una pena de 12 años de prisión sin beneficio a una reducción puesto que la víctima es un menor de edad.

“Pretendemos que se reconozca que existen unas responsabilidades de índole penal por parte de la rectora y de la psicóloga del colegio y como consecuencia de lo anterior se impongan las sanciones legalmente establecidas”, precisó el jurista al manifestar que esperan que se fije una fecha de audiencia en el menor tiempo posible.

Por su parte, Alba Reyes, madre del joven de 16 años, aseguró que lo único que buscan en este caso es que se restablezca el buen nombre de su hijo. “Para nosotros este es un proceso bastante fuerte y delicado, hago un llamado a la justicia colombiana, pues queremos que se realice la audiencia y que se haga justicia en este caso”.

“Si es bastante doloroso, pero estamos a la espera de la verdad, justicia y reparación del buen nombre de mi hijo”, aseguró Reyes al manifestar que espera que en la próxima audiencia se hagan presente las dos imputadas y el representante de la Procuraduría General. “Lo que yo busco como madre es que se reivindique el nombre de Sergio, era un niño brillante, con muchos sueños y muchos ideales. A nivel de la justicia que estos casos no queden impunes, en muchas oportunidades nunca salen a la luz pública”.