Se entregó el exgobernador Osorio Villadiego

El político de Córdoba tiene cargos por desplazamiento forzado, apropiación de bienes en persona protegida, despojos, en general crímenes de guerra y de lesa humanidad.

El exgobernador de Córdoba, Benito Osorio Villadiego, quien tenía orden de captura desde hace una semana proferida por la Dirección Nacional de Análisis y Contextos de la Fiscalía (Dinac), se entregó a la Dijin en Cereté, Córdoba.

El exgobernador permanece detenido desde anoche en Corozal, Sucre, bajo cargos de desplazamiento forzado, apropiación de bienes en persona protegida, despojos, en general crímenes de guerra y de lesa humanidad.

De acuerdo con la Fiscalía, el exgobernador de Córdoba y director del Fondo Ganadero de ese departamento, tendría presuntamente nexos con los hermanos Castaño.

Villadiego habría participado con los hermanos Castaño en la usurpación de tierras de más de 100 familias en los municipios de Turbo, Necoclí y San Pedro de Urabá.

El exgobernador legalizó de manera irregular las tierras a nombre del Fondo Ganadero Córdoba, según señaló el fiscal que coordina la Dirección de Análisis y contextos, Leonardo Cavana.

“Esto se dio por el despojo de tierras en la zona conocida como Tulapas que queda entre los municipios Necoclí, Turbo y San Pedro de Urabá, donde fueron despojadas 105 familias por las Autodefensas de Urabá y fueron adjudicadas al fondo cuando Villadiego se desempeñaba como gerente”

A Benito Osorio Villadiego se le imputan los delitos de lesa humanidad por desplazamiento forzado a la población civil y apropiación de bienes protegidos, estos también son considerados como crímenes de guerra.

El ente investigador confirmó que trabaja con Sor Teresa Gómez, capturada y familiar de los Castaño. 

Temas relacionados