Se entregó militar investigado por un "falso positivo"

El uniformado fue cobijado con medida de aseguramiento.

En la mañana de este jueves se entregó de manera voluntaria ante las instalaciones del búnker de la Fiscalía General el mayor del Ejército Nacional Nelson Mauricio Molano Calderón, procesado por su presunta participación en un caso de “falso positivo”.

En contra del uniformado existía una orden de captura emitida por un Fiscal de la Unidad Nacional de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario en el marco de la investigación por los hechos que rodearon el asesinato de un campesino, quien fue presentado como guerrillero abatido en combate.

Los hechos materia de investigación el 24 de abril de 2005 en la vereda 12 de octubre del municipio de Cartagena del Chairá, Caquetá, cuando el jornalero murió como consecuencia de un proyectil de arma de fuego, accionada por un grupo de militares del Batallón de Contraguerrilla Número 55 del Ejército Nacional.

Los militares implicados en el caso se encontraban bajo el mando del capitán Nelson Mauricio Molano Calderón, quien en el informe de patrullaje dejó consignado que el joven murió durante un combate sostenido con miembros de la guerrilla en el que también falleció el soldado profesional Samir Medina Polo.

El mayo quedó privado de la libertad en el centro de reclusión militar del Batallón de Comunicaciones No 1. Manuel Murillo Toro de Facatativá en Cundinamarca.