Hidroituango

Se ha actuado de manera transparente, la respuesta de EPM a la Fiscalía

En un corto comunicado, la empresa reiteró su disposición de colaborar con el ente investigativo y los entes de control en los requerimientos que se tengan frente al proyecto Hidroituango.

Ayer, el ente investigativo informó que imputará a dos exdirectivos de la hidroeléctrica por supuestas irregularidades en los procesos de contratación.Archivo

“EPM ha actuado de manera transparente y en el marco de lo que permite la ley”. Así respondió Empresas Públicas de Medellín a la investigación que adelanta la Fiscalía por las irregularidades en el proyecto hidroeléctrico Hidroituango.

EMP, través de un corto comunicado, reiteró “su disposición permanente para colaborar con la Fiscalía en su proceso investigativo, y con todos los entes de control en los requerimientos que se tengan frente al proyecto Hidroituango, tal y como lo ha hecho hasta la fecha”.

Ayer, el ente investigativo informó que imputará a dos exdirectivos de la hidroeléctrica por supuestas irregularidades en los procesos de contratación. Se trata de Luis Guillermo Gómez Atehortúa y Luis Javier Vélez Duque, exgerente de Hidroitunago S.A y exgerente de EPM Ituango.

(Le podría interesar: Fiscalía imputará cargos por supuestas irregularidades en contratación en Hidroituango)

La Fiscalía explicó que las pesquisas apuntan a que la gerencia del proyecto, considerado el de mayor envergadura de este tipo en el país, adjudicó directamente a EPM la construcción y operación de la hidroeléctrica, a pesar de que otras firmas internacionales participaban en el proceso.

Según una cronología presentada por el ente acusador, el origen de las investigaciones se remota a 2009, cuando la junta directiva de Hidroituango "decidió dejar en manos de un tercero el desarrollo de las obras" para que asumiera la construcción del proyecto con recursos propios y "responsabilidad individual de riesgos".

Tras esa decisión, en noviembre de ese año se realizó la primera invitación pública internacional para la "contratación de la financiación, construcción, operación y mantenimiento de una central de generación hidroeléctrica con capacidad de 2.400 MW". De esta forma, en febrero de 2010 siete empresas que presentaron su solicitud fueron aceptadas por Hidroituango.

(En contexto: EPM revelará informe sobre el origen de la contingencia en Hidroituango)

Las empresas que participaron en el proceso fueron China Three Gorges Corporation, Consorcio Kepco, Centrais Eletricas Brasileiras S.A, Constructora Norberto Odebrecht S.A, Construcoes E Comercio Camargo Correa S.A, Constructora Andrade Gutiérrez S.A y Empresas Públicas de Medellín (EPM).

Según la Fiscalía, pese a la publicación de "las reglas para la adjudicación de los contratos", días después las directivas de Hidroituango suspendieron "el proceso de subasta por unas semanas". "Sin embargo, los socios avanzaron en una negociación directa con una de las firmas, era EPM", agregó el ente acusador, que detalló que en noviembre de 2010 Hidroituango "informó a los seis oferentes internacionales y nacionales que el proceso de subasta quedaba cerrado".

La Fiscalía señaló que la compañía optó por contratar directamente a EPM bajo el argumento de que esta es "una empresa regional". "El proceso de contratación culminó el 19 de enero de 2013, EPM Ituango S.A. E.S.P (cedente-contratista) y EPM E.S.P. (cesionario) celebraron un acuerdo de voluntades" por un valor de 18.519 millones de pesos (unos 6 millones de dólares). Por estos hechos, el ente acusador también  citó a interrogatorio para marzo de este año a Vélez y otras siete personas.

(Le sugerimos; Sin Hidroituango, Colombia podría entrar a un racionamiento energético: Comité Intergremial)