Se inicia proceso contra senador Merlano por tráfico de influencias

El congresista rendirá versión libre ante la Procuraduría General.

Este jueves, ante la Procuraduría General rendirá verisón libre el senador del partido de la U, Eduardo Carlos Merlano en el inicio de su proceso disciplinario por su presunta responsabilidad en el delito tráfico de influencias.

El Ministerio Público pretende establecer si existe una irregularidad en la consecución de su pase de conducir el cual le fue entregado poco tiempo después de protagonizar un incidente con agentes de la Policía Metropolitana quienes le querían hacer una prueba de alcoholemia.

En esa oportunidad, como es de recordarse, el congresista se negó argumentando que no estaba bajo los efectos del alcohol, y luego, después de discutir con los agentes, les manifestó que él había sacado 50 mil votos en los comicios electorales.

Según la Procuraduría, Merlano habría incurrido en actos de intimidación al decirles a los patrulleros que le faltaban al respeto y que ellos no sabían nada del sector público, hecho por el cual les solicitó que llamaran a los superiores “para así eludir el procedimiento que hacían los policías de tránsito”.

Igualmente se señala que habría cometido actos de amenaza al desafiarlos diciéndoles que les iba a anotar el número de las placas y chalecos para interponer una queja y afirmándoles que habían cometido faltas disciplinarias.

Ante esto se señala que con su conducta el congresista habría incurrido en una falta disciplinaria gravísima.

El Pliego de Cargos

Según los documentos y declaraciones que sirvieron de base para abrir la investigación contra el senador Merlano, este caminaba con dificultad, casi que tambaleando, hecho por el cual incluso su compañero tuvo que ayudarlo a sentarse.

Igualmente los patrulleros que retuvieron al congresista manifestaron que al momento de pedirle los documentos de tránsito “sintieron un fuerte olor a licor” por lo que le manifestaron que le iban a practicar las pruebas de alcoholemia a lo que él se negó en repetidas oportunidades como quedó registrado en un video de las autoridades.

La Procuraduría comprobó, por otra parte que Merlano se comunicó con la línea 1, 2, 3 y no con ninguno de los oficiales al mando de la Policía Metropolitana de Barranquilla y que fue un intendente de apellido Granada quien habría dado la orden a los patrulleros de dejarlo ir. 

En este sentido también se estableció que los patrulleros "no fueron groseros con el senador" ni se extralimitaron en sus funciones como este lo manifestó en diversas oportunidades después del incidente.