Se inició audiencia en contra de tres policías y dos civiles por caso grafitero

Son señalados de haber manipulado la escena del crimen en la muerte de Diego Felipe Becerra.

En las instalaciones de la Unidad de Reacción Inmediata de Paloquemao en el centro de Bogotá se celebra la audiencia de legalización de captura en contra de tres policías y dos civiles por su presunta participación en la manipulación de pruebas en el caso del joven grafitero, Diego Felipe Becerra.

En la diligencia judicial se presentarán los argumentos y prueba que llevaron a la captura del subteniente Rosemberg Madrid Orozco, el subintendente Juan Carlos Leal Barrera y el patrullero Nelson Daniel Rodríguez.

Así mismo serán procesados el abogado Héctor Hernando Ruiz, quien defendió hasta hace poco los intereses del patrullero Wilmer Antonio Alarcón, procesado por el delito de homicidio agravado, y el conductor de servicio público Jorge Eliecer Narváez.

Según la información recolectada por la Fiscalía, estas personas habrían participado activamente en la "plantación" de una pistola en el lugar de los hechos con el fin de acusar al joven grafitero de haber manipulado un arma de fuego con la cual habría participado en un atraco a un bus y posteriormente haberle disparado al patrullero Alarcón quien le respondió disparándole por la espalda.

La abogada Myriam Pachón, quien defiende los intereses la familia del joven grafitero, señaló que le solicitó a la Fiscalía compulsa de copias a la Corte Suprema de Justicia para que investigue al general Francisco Patiño, actual comandante de la Dirección de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional.

"El caso de él es mucho más grave que el encubrimiento, pero no lo puedo decir", precisó la jurista al considerar que el general era superior jerárquico de los uniformados investigados.

Indicó además que existen otras 25 personas relacionadas con estos hechos, señalando que "cada vez salen más cosas, precisamente por eso es que se estaba pidiendo desde hace mucho tiempo la medida de aseguramiento con la finalidad de que no sigan adulterando".

Por su parte el padre del menor Gustavo Trejos aseguró que están esperando que se adelanten otras investigaciones en contra de tres coroneles y los dos generales que hicieron presencia en el lugar de los hechos y habrían participado en la manipulación de las pruebas con el fin de entorpecer el curso de las investigaciones.

"Faltan más altos oficiales como el Coronel Javier Vivas, el coronel Nelson Arévalo y el coronel, subcomandante de la estación de Suba cuyo nombre no recuerdo en este momento. También sabemos que existen grabaciones del Centro Administración Distrital (CAD) en el que supuestamente el general (Édgar Orlando) Vale que es el actual subcomandante de la Policía Nacional también estuvo en la escena del crimen esa noche".