Se mantiene esperanza por liberación de Nohora Valentina

El Comité Internacional de la Cruz Roja seguirá trabajando por su liberación.

Voceros del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) señalaron que los operativos encaminados hacia la liberación de la niña Nohora Valentina Muñoz, secuestrada desde hace más de dos semanas, se seguirán en marcha hasta que la pequeña de 10 años regrese a su hogar.

El CICR mantiene contacto con los secuestradores y se declararon a la espera de que les informen el lugar donde se encuentra la menor, ya que el regreso de Nohora Valentina depende de la voluntad manifiesta de los captores.

El organismo humanitario señaló que, a pesar de la orden de reanudar las operaciones militares, seguirán en la zona trabajando con prudencia para concretar una pronta liberación.

"No hay novedad ninguna, seguiremos trabajando como los últimos 15 días, a disposición de los operativos que permitan que la menor regrese con su familia”, dijo el portavoz del CICR en Bogotá, Pascal Jequier.

Por su parte, Jorge Muñoz, alcalde del pueblo de Fortul y padre de la niña secuestrada hace 17 días cuando su madre la llevaba al colegio, dijo que confía en que las gestiones humanitarias permitan liberar a la pequeña.

El viernes, tras el frustrado operativo de liberación, el presidente Juan Manuel Santos calificó como una nueva frustración y engaño la falta de voluntad de los captores de entregar a la niña.

“Una nueva frustración, un nuevo engaño, por parte de esos bandidos que obran así: obran engañando. Nosotros asumimos una posición y una actitud humanitaria y de buena fe. Ellos respondieron con un nuevo engaño”, agregó.

Nohora Valentina Muñoz fue secuestrada el 29 de septiembre por hombres armados cuando se dirigía al colegio en compañía de su madre, quien poco después fue dejada en libertad.

Desde entonces, el Ejército y la Policía desplegaron operaciones en la región para dar con la menor, y el gobierno ofreció una recompensa de 150 millones de pesos por información que permita su ubicación.

Las autoridades no han establecido si los secuestradores son guerrilleros o delincuentes comunes, y han dudado de comunicados de las Farc y el Eln en los que ambos grupos guerrillero niegan que sean los responsables del secuestro.