Se reabre proceso por caso de matoneo de menor de 16 años

El juez 20 penal de Bogotá rechazó la solicitud de nulidad.

Foto: Archivo Particular
Foto: Archivo Particular

El juez 20 penal de Bogotá rechazó la solicitud de nulidad en el proceso que se adelanta en contra de una profesora, una psicóloga y una enfermera del colegio Gimnasio Campestre Los Alpes, ubicado en el municipio de La Calera por un caso de matoneo escolar. (Vea: Yadira, la sobreviviente del matoneo)

En la diligencia judicial el despacho ordenó el traspaso del proceso al juzgado promiscuo de La Calera para que defina si hay necesidad de imputarle cargos a estas personas por su presunta omisión en los hechos registrados el 25 de agosto de 2009 cuando una menor de 16 años resultó herida en su columna después de una broma hecha por sus compañeros.

Según la defensa de la víctima, estas personas habrían incurrido en serias omisiones puesto que dejaron a un grupo de personas solas en la sala de clases lo que permitió que la joven de 16 años fuera víctima de bromas e insultos por parte de sus compañeros.

Igualmente consideran que existen pruebas que indican que estas personas habrían ocultado información como los anuarios de disciplina de los estudiantes vinculados en el caso de matoneo.

Además del hecho de que pese a las graves heridas de la menor la enviaron a su residencia sin otorgarle la atención médica requerida frente a la gravedad del caso.

"Volvemos a arrancar con más garantías respecto a la defensa que ejerció a favor de Yadira", indicó el abogado Ricardo Burgos quien se hizo presente en la diligencia judicial. 

Se ha podido establecer que este proceso se había archivado puesto que el fiscal anterior consideró que no existían elementos materiales probatorios.

Estas personas podrían se procesadas por su presunta participación y responsabilidad en los delitos de lesiones personales, omisión de auxilio y tentativa de homicidio.

"La justicia es lenta"

Ángela Altamiranda, madre de la víctima manifestó que este proceso ha presentado múltiples obstrucciones para llegar a una pronta y efectiva justicia.

"Qué tristeza que mi hija tenga que estar en estas circunstancias para que pase algo", precisó la mujer al indicar que ya llevan tres meses "pidiéndole a la justicia que haga verdadera justicia".

"Hay una luz de esperanza para que pueda seguir su vida normal", indicó al mismo tiempo que le hacia un llamado a todos los colombianos para evitar el matoneo escolar.

"El silencio hace que los niños se sientas desplazados porque no hay dialogo con sus padres y no pueden denunciar", indicó.

Más dificultades

La joven, quien se encuentra en silla de rueda, tuvo serias dificultades para llegar a la diligencia judicial programada para la mañana de este martes, puesto que el complejo judicial de Paloquemao no cuenta con un ascensor o las rampas que faciliten su acceso.

Ante esto, la madre de la joven tuvo que solicitar la ayuda de un grupo de personas para que ayudaran a subir la silla de ruedas los cinco pisos, hecho por el cual llegaron tarde a la diligencia judicial.

Temas relacionados